Uruguay golea 4-0 a Paraguay en gran noche de Luis Suárez

La selección de Uruguay dominó a su similar de Paraguay desde el inicio del partido; por acumulación de tarjetas amarillas José María Giménez y Gastón Ramírez no podrán disputar el siguiente encuentro ante Venezula.


Luis Suárez, la estrella del encuentro
Luis Suárez, la estrella del encuentro (Reuters)

Montevideo, Uruguay

En una noche soñada de sus goleadores Luis Suárez y Edinson Cavani, Uruguay goleó 4-0 a Paraguay y le sacó cuatro puntos de ventaja en la tabla de posiciones de la eliminatoria sudamericana para el Mundial de 2018.

Cavani hizo un doblete, Suárez agregó otro tanto y el restante fue del volante Cristian Rodríguez. Suárez, a quien la defensa paraguaya jamás pudo controlar, fue la gran figura del espectáculo y tres de los goles uruguayos se gestaron en sus incontenibles arranques con la pelota.

El único saldo negativo para los "Celestes" fueron las tarjetas amarillas recibidas por José María Giménez y Gastón Ramírez, que por acumulación de amonestaciones no podrán jugar en la próxima fecha de la eliminatoria contra Venezuela el 6 de octubre en el estadio Centenario.

Uruguay dominó el partido desde el comienzo hasta el fin. Las dos variantes que introdujo su director técnico, Oscar Washington Tabárez, respecto al equipo que había perdido el jueves en Mendoza contra Argentina, dieron el efecto esperado. Salieron del equipo el defensa Jorge Fucile y el volante Nicolás Lodeiro, y en su lugar ingresaron los mediocampistas "Cebolla" Rodríguez y Ramírez. Con ellos Uruguay ganó el dinamismo y capacidad de generar jugadas ofensivas.

La gran diferencia, sin embargo, fue la actuación de Suárez, que bajó unos metros para generar las jugadas y jamás pudo ser controlado.

Corrían 17 minutos cuando Suárez desbordó por el lado izquierdo de la defensa paraguaya, envió un centro al área y Cavani, sin detener el balón, lo envió al fondo de la red con un tiro cruzado que dejó sin defensa al portero Diego Barreto.

A los 41 llegó el segundo cuando Rodríguez cabeceó un tiro de esquina ejecutado por Ramírez.

Tres minutos después Suárez se introdujo con la pelota en el área rival y fue derribado. Él mismo ejecutó el penal y puso el 3-0.

En la segunda mitad no cambió la tónica del partido. Iban 53 minutos cuando Suárez, dejando rivales por el camino, se metió otra vez con la pelota en el área paraguaya y, rodeado de tres rivales, envió un milimétrico centro para que Cavani, esta vez de cabeza, anotara el cuarto y definitivo gol.

Salvo un tiro débil de Darío Lezcano que Fernando Muslera contuvo sin problemas en el primer tiempo, Paraguay prácticamente no inquietó nunca a la defensa uruguaya.