Un 'Chucky' aún más efectivo

Hirving Lozano, figura de la primera jornada del Torneo Clausura 2017, se convirtió en el futbolista a seguir

Hirving Lozano
Hirving Lozano (Mexsport)

Ciudad de México

Apenas tiene 21 años, pero en la cancha parece que su trayectoria es superior a la de cualquiera de los más experimentados. Se trata de Hirving Lozano, que comenzó con el pie derecho el Clausura 2017. tres anotaciones, un despliegue protagonista y una madurez tangible para el espectador que vislumbró su nivel de juego, esa es la versión del actual futbolista del Pachuca. Contra León, en los primeros 90 minutos del certamen, parecía mandar un mensaje: la Liga Mx comienza a quedarle pequeña.

En su séptimo semestre con los Tuzos, desde aquel debut en el estadio Azteca, Chucky, ha dado muestra, en reiteradas ocasiones, de que su talento podría llevarle a Ligas de diferentes latitudes. Ahora se rumora el interés del Ajax, y en el pasado reciente, de equipos de Portugal e Inglaterra. El despliegue ofensivo tasa el costo de su traspaso, según Transfermarkt, portal especializado, en poco más de seis millones de euros.

Este torneo que recién comienza pudiera marcar el adiós de Lozano, rumbo al Viejo Continente. De momento, además de entregarle tres puntos a Pachuca, sumar tres tantos en su cuenta personal, y firmar su segundo triplete en Primera División, completó su mejor arranque goleador. De hecho, durante los últimos dos semestres, contabilizando el actual, Hirving se ha hecho presente en el arco rival.

Colocado en la banda derecha, el pasado fin de semana fue un dolor de cabeza de Diego Novaretti. El zaguero argentino alucinó la presencia del espigado volante, al que incluso escupió, signo de impotencia, luego de que Hirving concretara un nuevo embate y festejara a su estilo la consecución de un gol. No es nuevo que Lozano sufra las fuertes entradas de defensores que se ven imposibilitados para detenerlo.

Además, precisamente en el torneo que se cumplirán, este verano, seis años del último campeón de goleo mexicano, los futbolistas nacionales levantaron la mano y se hicieron cargo, en su mayoría, de las anotaciones que se marcaron. De 23 tantos, 14 fueron obra de nacidos en territorio tricolor; en la tabla de romperredes, de momento, Hirving Lozano lidera la clasificación con el triplete que le adjudicó a León, y le siguen Erbin Trejo, de Toluca y Jesús Molina de Monterrey, con dos conquistas cada uno.

La diferencia es considerable con el semestre anterior, en el que en la primera fecha se consiguieron 17 anotaciones, mismas de las que los mexicanos solo obtuvieron cuatro (el 23 por ciento). De aquella primera jornada, omitiendo el autogol de Jair Pereira, Hirving Lozano logró un doblete frente a La Fiera, mientras que Martín Barragán, del Atlas, marcó el tanto del empate contra el Toluca. De ahí en fuera, el resto fue tarea de futbolistas foráneos.

En aquel momento, Dayro Moreno, con dos tantos contra Morelia, asumía la cima de la clasificación de máximos anotadores. Ahora, el propio Lozano es quien mejores números registra en este rubro, seguido por otros nueve compatriotas, que al igual que él, se hicieron presentes para sus escuadras. De todas las posiciones posibles, y sin importar el marcador en curso, convirtieron frente al marco enemigo.

Han transcurrido 11 semestres desde que Ángel Reyna se erigiera como el máximo exponente ofensivo de la ahora Liga Mx, con 13 dianas y militando en el América; desde entonces, varios aspirantes, incluido Lozano, han quedado en el camino. Las sumas de algunos como el Chucky, Oribe Peralta en más de una ocasión, Omar Bravo y hasta Miguel Sabah, han quedado atrás de otras tantas que jugadores extranjeros han superado para coronarse.

Desde la implementación de los torneos cortos, a mediados de 1996, apenas se han registrado nueve títulos de goleo con un mexicano como dueño. A partir de entonces, Luis García Postigo, Cuauhtémoc Blanco, Jared Borgetti, entre otros han conseguido alzarse con esta distinción. Hoy, esta misión parece estar al alcance de Hirving.