Veracruz respira; Pachuca vuelve a caer de visita

La expulsión de Hirving Lozano le vino como balde de agua fría a los Tuzos cuando mejor jugaban y en instantes, ya tenían dos goles en contra.

Pachuca

Con un autogol del colombiano Efraín Cortés apenas a los 11 minutos y tantos del uruguayo Libier Quiñónez y de Christian Martínez, al 70' y el 73', los Tiburones Rojos vencieron en casa a los Tuzos del Pachuca y se alejaron practicamente de la tabla del descenso.

En su estadio y con su gente, Veracruz salió con la misión de derrotar a los de Hidalgo desde que arrancó el cronómetro. Con esa peculiaridad que tienen los equipos del "Chelis", buscando desbocadamente en ofensiva y tratando de hacer peligro en la guarida del "Conejo".

Cuando los escualos mejor dominaban la pelota, llegó una acción por el costado izquierdo hasta la línea final que el jugador local acertó en pasar para la llegada de Víctor Mañón; sin embargo, en su afán de sacar la pelota Efraín Cortés terminó incrustándola en su propia meta.

El marcador era 1-0 y Enrique Meza no estaba contento con el accionar de su equipo. Aprovechó una molestia en el hombro del defensa Daniel Arreola para darle ingreso a un elemento ofensivo como Dieter Villalpando, quien fue relegado a la banca para este duelo.

La presencia del mediocampista tuzo se notó ya para terminar la primera parte cuando recibió la esférica por el costado zurdo y asistió a la llegada de Enner Valencia, quien remató con un testarazo para emparejar los cartones.

Los segundos 45 minutos iniciaron cargados hacia un lado: el de Pachuca. Los Tuzos habían inclinado la balanza y ahora ellos acorralaban al equipo rival en su propio campo, creando, insistentemente, miedo en el área jarocha.

Sin embargo, todo se vino abajo cuando Hirving Lozano, quien apenas tenía tres minutos en el campo, agredió sin intención al rival, llevándose así la tarjeta roja y dejándole el mando del juego al local.

No pasó ni un minuto de la expulsión cuando Veracruz se enfiló al área y luego de un mal rechace de la zaga Liber Quiñones penetró de nueva cuenta la cabaña de Óscar Pérez para adelantar por segunda ocasión en el partido al Tiburón.

El estado anímico estaba por los suelos para Pachuca, con un hombre menos y perdiendo. Todo fue peor cuando Villalpando perdió la pelota en medio campo y en la descolgada Cristian Martínez Borja se metió como en su casa por el área hidalguense para finalmente cruzar su disparo y poner el 3-1 en el marcador.

Al final, el encuentro terminó con reclamos al juez central del partido por parte de algunos jugadores y el técnico de Tuzos, pues a su parecer no fue justa la expulsión de Lozano, así como algunas decisiones en torno a las faltas cometidas por los locales y las que se pitaron en contra del visitante.

tIBURONES, CASI SALVADOS

Tras el triunfo jarocho, las cifras se acomodaron para el Veracruz pues el equipo se salva matemáticamente del descenso si saca 5 puntos más en las 4 jornadas restantes. Al respecto, el técnico José Luis Sánchez "El Chelis", confirmó que la lesión del delantero Ángel Reyna se debe a un padecimiento del riñón por lo que será sometido a una cirugía y es baja del torneo. Sánchez Solá, quien llegó a la conferencia de medios tras el partido con una playera que decía "Tiburones Rojos. Yo merezco estar aquí", resaltó la actuación de su escuadra y el corazón que pusieron en el campo de juego para derrotar al Pachuca.