En Pachuca van en ascenso

Diego Alonso no tiene dudas de su plantel y ni en la adversidad contra América, bajó los brazos; asegura que los Tuzos viven plenitud futbolística

Diego Alonso, entrenador de los Tuzos
Diego Alonso, entrenador de los Tuzos (Mexsport)

Ciudad de México

Para Diego Alonso, entrenador de los Tuzos del Pachuca, el pase a las semifinales, a costa del América, significó un resultado esperado, pero también una situación hasta cierto punto normal, pues el estratega uruguayo cree que sus pupilos han incrementado considerablemente su nivel, sobre el cierre de la fase regular y el inicio de la Liguilla; el timonel aplaudió la entrega de sus pupilos.

"Me encuentro con mucha felicidad y le agradezco a mis futbolistas, no solo por el pase a semifinales, también por el convencimiento con el que jugaron y las ganas con las que permanecieron en la cancha; hemos ido de menos a más y esto obra de ellos; la afición que se dio cita en el Azteca es incondicional", dijo.

Pese a que los Tuzos tuvieron la adversidad como su más constante escenario ante las Águilas, Diego Alonso comentó que él no dejó de confíar, de creer que sus jugadores podrían revertir el resultado, aún en el gol de tiro libre de Michael Arroyo, que privaba a los de Hidalgo de acceder a las semifinales.

"Siempre estuve seguro de esta plantilla, de su capacidad, pese a que parecía muy difícil, cuando cayó el último gol de América, faltando tan pocos minutos, tenía la sensación de que algo ocurriría, que algo bueno pasaría a favor de nosotros y así fue. Me voy a casa convencido de que estamos en plena forma".