Tuzos van por el subliderato ante Chiapas

Ante Jaguares, los Tuzos deberán ganar algo más que tres puntos para encarar la Liguilla: confianza, efectividad y ese buen futbol que parecen haber olvidado desde hace ya varias jornadas


Los hidalguenses aspiran al segundo lugar de cara a la Liguilla
Los hidalguenses aspiran al segundo lugar de cara a la Liguilla (Mexsport)

Pachuca

Pachuca tiene la posibilidad de cerrar la campaña regular en el subliderato de la clasificación, en calidad de invicto como local y ostentando a la mejor defensiva del certamen.

Esto depende de que América no gane su juego contra Pumas y que el sotanero de la tabla no sorprenda a unos Tuzos que ya suman tres partidos en fila sin poder ganar.

La escuadra hidalguense apenas ha rescatado cuatro puntos en la misma cantidad de encuentros, lo que habla de un declive en su productividad, que sin embargo, continúa en la lucha por el segundo lugar general.

El ataque Tuzo se ha desdibujado en sus últimos compromisos, donde apenas suma un gol en tres partidos y siembra algunas dudas de cara a la parte más importante de la temporada, la Liguilla.

 El juego de la jornada 17, no obstante, puede significar un trampolín en el ánimo del cuadro blanquiazul, que tendrá enfrente a un equipo con severos problemas futbolísticos y administrativos. Jaguares aparece como víctima en el estadio Hidalgo, donde solo dos equipos han logrado rescatar sendos empates (Chivas y Dorados), mientras que otros cinco contrincantes han salido derrotados. Cabe señalar que, de esas victorias en casa, solo Monterrey ocupa un lugar en la parte alta de la tabla, lo que puede poner en tela de juicio el argumento del invicto en casa durante la fase final.

El cuadro visitante es último lugar de la clasificación, con marca de tres ganados, tres empates y diez derrotas, que acarrea cinco descalabros en fila y que tiene solo 15 goles anotados. No será un partido duro para el Pachuca, que tiene una defensiva sólida y que solo tendrá que neutralizar al delantero argentino Silvio Romero, quien suma ocho goles y dos pases para gol.

En el papel, todo indica que los Tuzos se quedarán con la victoria, pero deberán ganar algo más que tres puntos para encarar la Liguilla.