Pizarro, ídolo en formación

Rodolfo, de 20 años, es uno de los canteranos destacados de Pachuca, institución que quiere ser el semillero del futbol mexicano

Rodolfo Pizarro
Rodolfo Pizarro (Mexsport)

Pachuca, Hidalgo

A pesar de tener menos de 60 partidos en Primera División (registra 59), Rodolfo Pizarro es una figura de la actual plantilla de Pachuca.

El joven de 20 años, oriundo de Tampico, Tamaulipas, cumplió con los procesos formativos de los Tuzos en un año y ascendió rápidamente al primer equipo, en el que debutó a mediados del 2012. El polivalente lateral derecho de los blanquiazules es producto del trabajo de las Fuerzas Básicas y visorias del club y representa el presente y futuro inmediato de la institución; el jugador agradece la formación y quiere trascender con el cuadro de Hidalgo.

"Pachuca es mi casa, es la institución que me lo ha dado todo. Con ellos estaré siempre agradecido porque la formación que me han dado y los valores que me han inculcado, no se pueden pagar. Este equipo representa todo para mí y estoy orgulloso de pertenecer a él. Prácticamente llevo tres años en el club, pero todo se ha dado rápido por todo el apoyo que me han brindado tanto de la directiva, como los distintos cuerpos técnicos. Me han hecho sentir siempre como en casa".

PROFE MEZA, VITAL

El mejor momento de la todavía corta carrera de Pizarro lo ha vivido con Enrique Meza en el timón de Pachuca. Con el Ojitos, Rodolfo encuentra refugio y una figura paternal que está al pendiente de su progreso constante. Para el joven futbolista, el ambiente siempre familiar en el seno del cuadro blanquiazul le ha hecho más rápido y fácil su progreso con el primer equipo, en que ya es titular indiscutible.

"En este equipo siempre se trabaja muy bien con las Fuerzas Básicas. Ahorita hay muchos chicos que vienen empujando muy bien en los equipos de las inferiores. En Pachuca, la figura de Enrique Meza es la de una persona que nos cobija, que siempre está al pendiente de nuestros procesos, que desea saber de uno y eso te llena de confianza como jugador; además, Andrés Fassi y Jesús Martínez siempre están al pendiente de mí".

AGRADECIDO CON EL PIOJO

A principios del 2014, Miguel Herrera, entrenador de la selección nacional, convocó por primera vez a Rodolfo Pizarro al máximo combinado tricolor para enfrentar a Corea del Sur, y aunque el defensor también ha visto participación con otros combinados con límite de edad, sueña con vestir por muchos años la indumentaria del Tri mayor, y se ilusiona con ganarse un lugar de honor en Pachuca, obtener un título de Liga y luego emigrar a Europa.

"Ser llamado a la selección mayor de México es un sueño, es parte de la trayectoria de cualquier futbolista que desea hacer las cosas bien, pero todo se debe a mi equipo, a las actuaciones que yo he tenido aquí, por eso soy considerado. Mis objetivos son seguir en ascenso con los Tuzos, salir campeón y después irme al futbol de Europa. El título sería una forma de regresarle alegría a un equipo que me ha llenado de satisfacciones".