Primera batalla rumbo al título

Pachuca y Monterrey inician la busqueda de la corona del Clausura 2016. Los Tuzos cuentan con la experiencia de Óscar Pérez y la juventud de Hirving Lozano como armas principales; Raydos confia en el talento de Edwin Cardona para hacer daño esta noche 

Pachuca y Rayados, por el primer golpe en la Final
Pachuca y Rayados, por el primer golpe en la Final (Mexsport)

Pachuca

Todo lo que se trabajó, se dijo y se entrenó ya quedó atrás, la hora de la verdad ha llegado. Pachuca y Monterrey se lanzan a la disputa del título del Clausura 2016.

 Primer juego en casa de los Tuzos, un equipo que buscará sacar ventaja de la mezcla que tiene de experiencia y juventud, se necesita de ambas para aspirar al campeonato. Monterrey no es un rival sencillo, se trata de una escuadra bien confeccionada a partir de jugadores curtidos en trincheras del exterior.

Óscar Pérez es la representación de la experiencia, el portero más longevo en la historia del futbol mexicano, quien a sus 43 años está en la antesala de buscar su segundo título como futbolista profesional.

 El primero fue en 1997, hace 19 años cuando con Cruz Azul ganó una épica final ante León; hoy, deja atrás el pasado y la historia que lo ha enmarcado como uno de los mejores bajo los tres palos en toda la historia del balompié nacional y quiere triunfar con los Tuzos del Pachuca.

“Estoy muy contento e ilusionado con esta nueva oportunidad de poder ser campeón. Me motiva ser campeón y seguir mostrando un buen nivel”, dijo el Conejo.

Con su aparición en la Final, Óscar dejará atrás la marca que sostenía Hugo Pineda, quien con 40 años fue campeón con América en el Verano 2002. “Quedan 180 minutos muy difíciles, más difíciles de lo que hemos pasado, hay que prepararnos lo mejor posible para encarar la Final de la mejor manera”, dijo.

El Conejo añadió que en la serie “no me gustaría sufrir tanto, pero así se ha dado, hay que adaptarnos a esas circunstancias y tratar de manejarlo de la mejor manera. Monterrey y Pachuca hicieron bien las cosas todo el torneo, es justo que estemos en la Final. Ojalá sea un bonito espectáculo y que saquemos un buen resultado”.

 El portero resalta el trabajo de los jóvenes quienes han mostrado madurez y determinación. “Han madurado mucho, han aprendido, ya saben lo que es la Liguilla y una Final; que son fases de mucha intensidad, y a veces el futbol bonito queda un poco de lado, hay que tener concentración”, finalizó.

El conjunto de Diego Alonso es un grupo arrojado, los jóvenes disfrutan y poseen condiciones que los hacen jugadores de mucho peligro. No tienen miedo a tomar decisiones en el campo.

Hirving Lozano, Rodolfo Pizarro y Érick Gutiérrez son la tercia de ases con la que cuenta Alonso para este juego, jugadores con buen recorrido en el balompié nacional y que los tiene en la agenda de la selección nacional; sobre todo el Chuky, quien resalta por su desparpajo y atrevimiento en el mano a mano. Ya jugaron la Final del Clausura 2014 que perdieron con León, han madurado y están listos para alcanzar el título que valide su crecimiento.

Artillería rayada

Si Monterrey quiere que su histórica temporada sea recordada con lo más importante, que es ganar el título, tendrá que comenzar a hacer la tarea hoy. Los 37 puntos a lo largo del torneo regular, las 12 victorias, el récord de unidades, todo quedará a un lado en el momento en que Rayados mida fuerzas ante Tuzos.

Esta noche Monterrey no contará con uno de sus hombres más importantes, pues Carlos Sánchez estará viendo la Final desde la concentración de la selección uruguaya.

Sí estarán otros jugadores con igual o más alto calibre que el charrúa; uno de ellos es el colombiano Edwin Cardona, un tipo que cargó con Rayados en semifinales y marcó dos de los cuatro goles contra las Águilas.

En Cardona estarán puestas muchas de las esperanzas de Rayados para ganar su quinto título; el cafetalero tendrá a lado a Rogelio Funes Mori, un delantero con experiencia en este tipo de duelos. Mohamed tiene un buen fondo de armario para no echar de menos ni a Sánchez ni al lesionado Jesús Zavala. Es el momento para que Edwin haga válido el apodo de Crackdona. Que comience la batalla.