América reacciona y vence a Pachuca en el Hidalgo

América dejó atrás las malas actuaciones de las primeras dos jornadas y vencieron 3-0 a Pachuca en la fecha tres del Apertura 2015; Oribe Peralta se destapó con un doblete

Benedetto, autor del primer gol del América
Benedetto, autor del primer gol del América (Mexsport)

Pachuca, Hidalgo

Fue una noche de pesadilla para la zaga tuza, las tres anotaciones que recibió Pachuca tuvieron colaboración pronunciada; se terminó el invicto y cayó así, la primer derrota del torneo.

Apareció el equipo de los anteriores partidos. Intensos, rápidos, toques certeros, desbordes continuos por las bandas; eran los tuzos que gustaban, que ganaban y que hacían pensar en una nueva victoria.

Todos se derrumbó de un instante a otro. La pelota pudo haber salido del campo pero eso no es justificación para el error mayúsculo que cometió Hugo Rodríguez al dejar pasar la redonda en el área chica. Benedeto no perdonó, la mandó guardar y avivó a la afición americanista; mayoría habrá de decirlo.

El panorama se puso aún más oscuro cuando Rodolfo Pizarro no pudo continuar en el campo por molestias en la rodilla. Sin Erick Gutiérrez, quien ni siquiera saltó al banco de suplentes y la molestia de Pizarro, Pachuca perdía al más pensante y al mas desequilibrante. Chucky se quedó sin sus socios habituales, no apareció simplemente.

Tal vez en la mente de Diego Alonso y sus jugadores estaba una remontada arrancando el segundo lapso, sólo una falsa ilusión. América tomó el mando del encuentro, se jugaba como ellos querían. Hasta el lujo de agradar a la grada se dieron con toques que despertaron el "ole" en tribunas pintadas de amarillo y verde flouresente.

Llegó el segundo strike para Pachuca. El único jugador que se salvaba de la guillotina ante la mísera exhibición futbolística era Óscar Pérez; con atajadas vistosas y lances exactos se convertía en el mejor jugador tuzo, pero hasta el más experimentado se equivoca. La pierna de Oribe fue más fuerte que las manos del conejo en una salida que ya tenía controlada el arquero y que terminó colándose en el fondo.

Una sola tuvo Pachuca, cuando ya eran más las ganas que la idea; Penilla se metió al área y disparó cruzado para que la ovación se la llevara Moises Muñoz con una salvada de mano izquierda.

En los minutos finales los locales se fueron ponchados. Fue el turno del capitán Aquivaldo Mosquera quien en su afán de conservar la pelota se dejó llegar por Sambueza y como niño, le arrebataron el caramelo. Rubens tocó para la llegada de Peralta quien fácil se quitó Pérez y entre las piernas de Rodríguez sepultó al cuadro hidalguense.

Primer triunfo de América en el torneo, un desahogo total para "Nacho" Ambriz quien podrá plantear su siguiente partido con la motivación de la victoria. No así Pachuca que enfrentará a Rayados de Monterrey el próximo martes sin su motores en el medio campo Gutiérrez y Pizarro por lesión y Hernández por expulsión.