Rijosos serán non gratos: Bonilla

El presidente de la Liga MX espera que los incidentes en los estadios disminuyan y que los propios aficionados ayuden a denunciar a las personas violentas

Aficionados de Pachuca se enfrentaron con los de América
Aficionados de Pachuca se enfrentaron con los de América (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, dijo que espera que las autoridades apliquen todo el peso de la ley a los siete detenidos que hubo el sábado pasado previo al partido entre Pachuca y América, cuando en las afueras del estadio Hidalgo aficionados de ambos equipos se enfrentaron.

El directivo dijo que "el sábado se aplicó el protocolo de seguridad, intervino la policía y hay siete detenidos que fueron remitidos y se está siguiendo el curso de estas personas para que estos personajes cumplan con la sanción que se les asigne; no vamos a poder evitar problemas pero sí que se hagan más grandes".

Añadió que "esperemos que en el Ministerio Público actúe con total exigencia y totalidad de la ley y que estas personas sean castigadas de acuerdo con los delitos que cometieron", eso a nivel de las autoridades correspondientes, pero en lo que compete a la Liga MX "buscaremos que en el futbol sean personas non gratas, nos llevará un tiempo y recursos instalar los sistemas de reconocimiento facial, mientras esperamos que con el apoyo de los aficionados se pueda sacarlos de los estadios".

NO HUBO RACISMO EN CANCÚN

Respecto a los supuestos actos de racismo que se habrían presentado en el partido de Copa de la semana pasada entre Atlante y Pachuca, hacia el cuarto árbitro, Adalid Maganda; Bonilla señaló que en el reporte arbitral no apareció asentado nada de esto y explicó lo que ocurrió.

"Se presentó un equipo joven que tomó a broma la inspección del cuarto oficial y echaron relajo, no se formaron para la revisión del vestidor; no fue un comportamiento de jugadores profesionales, pero no se habla de actos de racismo en el reporte".

CASO TAPACHULA

Por otro lado, respecto a la situación de Tapachula, equipo de la Liga de Ascenso que no ha podido jugar ningún partido de local porque su estadio no cumple con las condiciones que establece el reglamento, el presidente de la Liga señaló que "está el acuerdo de que el próximo lunes debe entregar el estadio en condiciones de operatividad si no se cumplen su caso será turnado al Comité de Desarrollo Deportivo para su posible desafiliación".