Enner, con hambre de triunfo

El campeón de goleo de la Liga MX y anotador de tres tantos que le dieron el pase a Pachuca a semifinales, no se conforma; quiere el título y aspira a ir al Mundial

Enner Valencia, delantero de Tuzos
Enner Valencia, delantero de Tuzos (Mexsport)

Ciudad de México

El éxito tiene varios caminos para llegar a él. Algunas veces hay que empezar desde abajo para alcanzar la cúspide de lo anhelado y así valorar lo hecho y engancharse al sueño. Este es el caso de Enner Valencia, campeón goleador del Torneo Clausura 2014, en su primer certamen con el Pachuca que ahora dirige Enrique Meza. El delantero ecuatoriano de 24 años llegó a México sin cartel rimbombante, pero con la mira puesta en trascender desde el primer instante que pisó la cancha.

Valencia, nacido en San Lorenzo, humilde provincia de Esmeraldas, en Ecuador, se crió en el seno de una humilde familia dedicada al cien por ciento a la ganadería. Una de las funciones de Enner, cuando niño, era ordeñar vacas y vender la leche que obtenía de ellas. Pese a las carencias económicas padecidas, el ariete no cesó en sus intentos por triunfar en el balompié de su país. Integró las fuerzas básicas del Club Caribe Junior, de la Provincia de Sucumbíos, hasta que en el 2008 pasó al Deportivo Emelec de Guayaquil, con el que debutó en Primera División dos años más tarde.

Enner llegó a Pachuca en enero de este año, y en su primer semestre con los blanquiazules, se convirtió, gracias a sus 12 dianas marcadas en la fase regular, en el segundo campeón de goleo en la historia del club. En el Verano 1997, Lorenzo Sáez, delantero argentino que brilló intensamente en el ascenso con los Tuzos, cosechó el primer cetro romperredes para los dela Bella Airosa, con la misma cantidad de goles que anotó el artillero ecuatoriano, dato por lo que el actual atacante se siente dichoso, pero priorizó que el logro es crédito de la confianza brindada por Enrique Meza y también gracias compañerismo al que existe en el vestidor.

“El título de goleo es algo muy especial. Me siento contento con cada uno de esos goles, porque es como un aliciente a motivarnos, no solo a mí, a todo el grupo. La confianza que me ha dado el cuerpo técnico ha sido fundamental para que logre estar en plena forma y para que se haya conseguido el título; sé lo que representa para la institución, pero también para mí es muy importante, porque se acerca el Mundial. Soy consciente de que puedo dar todavía más; los tres goles ante Pumas son muestra de eso”.

QUIERE SER CAMPEÓN

Luego de eliminar al tercer lugar general, Pachuca se enfrentará en semifinales a Santos, instancia en la que Enner Valencia confía en obtener un resultado que lleve a los blanquiazules a la final del certamen. El ecuatoriano quiere coronar sus primeros seis meses en territorio tricolor con el campeonato de Liga y así consagrarse como inamovible.

Enner utiliza el ‘14’ en los dorsales, en honor a Otilino Tenorio, futbolista ecuatoriano del Emelec que falleció en percance vehicular en mayo del 2005.

“El equipo ha venido haciendo muy bien las cosas en el torneo, y me parece que fue justo premio el pase a las semifinales. Fue un partido muy bueno para mí, porque es la segunda vez que puedo meter tres goles en mi carrera, así que no fue cualquier encuentro. Además, sirvieron para que accediéramos un paso más hacia la final. Vamos a pensar en lo más alto, a trascender lo más que se pueda en esta Liguilla; el título es el objetivo principal, todos lo queremos”.