Después de 5 meses, Pachuca gana de local

Tuvieron que pasar cinco meses para que los dirigidos por Enrique Meza consiguieran un triunfo en su propio campo. Con un penal en la recta final, los Tuzos sumaron sus primeros 3 puntos del torneo.

El cuadro hidalguense logró darle la vuelta a un partido que perdía desde el minuto seis.
El cuadro hidalguense logró darle la vuelta a un partido que perdía desde el minuto seis. (Arturo González)

Pachuca

Tuvieron que pasar cinco meses para que los dirigidos por Enrique Meza consiguieran un triunfo en su propio campo. Con un penal en la recta final del encuentro, Walter Ayoví le dio a los Tuzos sus primeros tres puntos del torneo, al vencer 2-1 a Xolos, que se había puesto al frente en el marcador desde el minuto seis.

Con el silbatazo inicial comenzó la angustia blanquiazul pues Tijuana se encontraba bien parado en todas sus líneas, impidiendo cualquier llegada.

La tensión incrementó con un gol tempranero de Christian Pellerano. Fue una obra de arte por parte del futbolista sudamericano, quien se acomodó la pelota en tres cuartos del campo y mandó un disparo potente que resultó imposible ante el lance de Óscar Pérez.

Pachuca tenía que remar contra corriente un duelo en el que era notablemente superado.

Tijuana logró meter la pelota en la red nuevamente antes de los primeros 15 minutos; para la fortuna de los locales, se marcó un fuera de lugar. Xolos dominaba a placer.

Pasada la media hora de juego, Meza no aguantó más y decidió modificar; sacó a Daniel Arreola e ingresó al novato Dieter Villalpando, quien hizo su debut en primera división.

Sin embargo, Villalpando parecía un viejo lobo de mar, por sus botines corría la pelota con frecuencia, sus pases eran precisos y le dio al encuentro un balance en cuanto a la posesión que hasta ese momento tenía Tijuana.

Los últimos 45 minutos arrancaron con un nuevo rostro, Jürgen Damm ingresó por Enrique Esqueda y su presentación cambió el esquema táctico, no tanto el de Pachuca, sí el de Xolos que obligó a Edgar Castillo a dedicarse a defender, sin poder incorporarse al ataque.

Tal situación le permitió a Pachuca ser más insistente en la ofensiva. Enrique Meza volvió a sorprender, y cuando todo se perfilaba a que Darío Carreño ingresara como delantero nominal, fue Edgar Andrade quien tomó el lugar de Pajoy.

Corría el minuto 21 del complemento y de las primeras que agarró Andrade fue para meter un centro preciso a la llegada de Enner Valencia quien empujó la pelota al fondo de la red haciendo explotar el Hidalgo.

Siete minutos después fue el mismo jugador ecuatoriano quien se buscó la oportunidad de anotar su doblete pero en una jugada apretada la defensiva de Xolos cometió una mano que fue juzgada por Erim Ramírez como penal.  Walter Ayoví fue el encargado de cobrar y darle la vuelta al partido en sólo 8 minutos. Sin faltar a la costumbre Óscar Pérez volvió a ser figura en par de ocasiones al impedir que Xolos lograra la igualada.