Convive Óscar Pérez con niños

El arquero del Pachuca pasó la tarde de este lunes con juveniles del Pachuca Arboledas; con indumentaria y balones de Voit, disfrutó de los pequeños

Ciudad de México

Convivir con tu ídolo futbolístico no es una cuestión sencilla. Acercarse al jugador que admiras es una labor que requiere paciencia y eso lo sabe Óscar Pérez, arquero de Pachuca: "A mí no me tocó una situación así", refuta; por ello, ayer, en una dinámica de integración de Voit, firmó autógrafos, atajó penales y hasta bromeó por unos minutos, con poco más de cincuenta niños y niñas en las instalaciones de Pachuca Arboledas.

Y sobre ídolos del pasado, Pérez Rojas habló de los que le marcaron en niñez, los que le dieron la pauta para que él se esforzara por cumplir el sueño de ser futbolista profesional: “El gusto por el futbol siempre estuvo, pero claro que los referentes te ayudaban para acercarte a cristalizarlo; me acuerdo de Miguel Zelada, del Zully Ledesma y Pablo Larios como la gente que más me llamaba. La portería era lo más especial”. 

El Conejo aprovechó el evento para analizar su presente, para hablar, como pocas veces, de lo que le depara en su futuro inmediato, de su adiós del futbol nacional; el arquero cumplirá con el año de contrato que lo liga a los Tuzos de Pachuca y luego pensará en lo que depara el propio futbol: “La formación de jugadores es algo en lo que me gustaría incursionar; veo la ilusión de los niños y me atrae”, destacó.

“La renovación de mi contrato por doce meses más fue una sorpresa que me llenó de alegría, un gesto enorme por parte de la directiva del club y algo que agradezco. Ellos me ven con posibilidades de seguir jugando, yo me siento en óptimas condiciones, los años pasan, pero nos reflejos no se han perdido, al contrario. Ojalá que todo se dé para que llegue un título en cualquiera de los torneos que me quedan”.