Acompañan a 'Schumi' en su cumpleaños 45

Con pancartas, fotografías y banderas de la escudería Ferrari, cerca de 200 aficionados homenajean al ex piloto alemán afuera del hospital, donde está internado desde hace seis días.

París, Francia

Familiares directos, amigos y seguidores de Michael Schumacher acompañan este viernes, en su 45 cumpleaños, al siete veces campeón de Fórmula 1, que sigue en coma inducido y en estado crítico pero estable en un hospital de Grenoble, en el este de Francia.

Alrededor de doscientos aficionados han acudido hasta las proximidades del hospital, donde desplegaron banderas rojas de Ferrari, escudería con la que "Schumi" logró cinco de sus siete títulos mundiales, entre 2000 y 2004.

"Es una persona excepcional, un campeón que se ha quedado anclado en mi corazón. Y lo seguirá estando. Es el mejor para mí", declaró Giulio Ciceri, un aficionado a la Fórmula 1 que llegó a conocer personalmente a Schumacher.

Los seguidores del ex piloto alemán planean también entregar a la portavoz de Schumacher, Sabine Kehm, una placa conmemorativa, cuando se cumplen seis días del grave accidente de esquí que sufrió en la estación francesa de Méribel, en los Alpes.

Junto al heptacampeón, que desde su ingreso en el hospital ha sido sometido a dos neurocirugías, están su padre, Rolf, su esposa, Corinna, sus dos hijos, Gina Maria, de 16 años, y Mick, de 14, y su hermano, el también ex piloto Ralf Schumacher.

También sigue en el hospital el médico deportivo francés Gérard Saillant y el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y jefe de Ferrari cuando Michael Schumacher corría para esa escudería, Jean Todt.

Desde el pasado martes no hay parte médico oficial sobre Schumacher y los médicos insisten en que solo informarán si hay novedades.

Mientras tanto, la fiscalía de Albertville, en los Alpes franceses, investiga las causas del accidente.

En una primera versión facilitada por la estación de esquí el pasado domingo atribuía la caída a la gran velocidad de Schumacher cuando esquiaba fuera de pista con su hijo, de 14 años.

Sin embargo, su portavoz precisó después que había más gente esquiando con Shumacher, que no bajaba a gran velocidad y estaba fuera de la pista para ayudar a la hija de un amigo, que se había caído antes que él.

No obstante, al golpearse la cabeza contra una roca, el ex piloto partió en dos el casco que, según los médicos, le salvó la vida