Derechos Humanos pide reducir pena a ex jugadores del Necaxa

La Comisión estatal presentó un video en defensa de Luis Gorosito y Alejandro Molina con el que pretenden que el delito que cometieron sea reclasificado 

Alejandro Molina y Luis Gorocito, jugadores del Necaxa detenidos
Alejandro Molina y Luis Gorocito, jugadores del Necaxa detenidos (Twitter de @jaaronroa)

Aguascalientes

La Comisión Estatal de Derechos Humanos retomó el caso de los ex jugadores del Club de Futbol Necaxa, Luis Gorocito y Alejandro Molina, acusados de haber golpeado a un joven que murió el año pasado en esta ciudad.
En este sentido, su titular Jesús Eduardo Martín Jáuregui consideró que los hechos deben ser revisados por la fiscalía del estado, luego que a su juicio se trató más de una riña que de una agresión predeterminada y con alevosía.
En rueda de prensa, el ombudsman local presentó un video de una cámara de grabación cercana al lugar donde sucedieron los hechos (un estacionamiento de un centro comercial del norte de la capital) en el que y donde se muestran a los futbolistas que se vieron envueltos en una riña con otros jóvenes.
“Pensamos que el juez debe tomar en cuenta esta evidencia y lo tome en cuenta para que se vea que no fue un acto unilateral de las dos personas detenidas”, expuso.
El titular de la CEDH negó que ello represente un vuelco en la investigación: “no porque sigue siendo un homicidio. Sigue existiendo una responsabilidad y debe haber un castigo, pero ahora puede bajar la penalidad al mínimo de ocho años”.
El 16 de agosto del pasado 2015, los futbolistas del Necaxa el defensa, Alejandro Molina y el delantero uruguayo, Luis Gorocito, fueron detenidos tras verse involucrados en agresiones contra el estudiante del Tecnología de El Llano, Luis Rodolfo Mariscal López, de 22 años, quien falleció en noviembre del mismo año.
Se mencionó que primero los ex jugadores habrían agredido verbalmente a una mujer que acompañaba al joven fallecido, quien luego fue golpeado hasta causarle heridas severas en el cráneo. Molina y Gorocito permanecen presos e inicialmente la Fiscalía del estado solicitó una pena de hasta 50 años de cárcel por homicidio doloso.
Martín Jáuregui mencionó que los dos futbolistas permanecen en el Centro de Readaptación Social donde no les han informado de abusos en su persona, sino que ambos se han encargado de organizar torneos deportivos entre los reos.
La defensa de los jugadores busca que se reclasifique el delito a homicidio en riña donde las penas van de los 5 a los 10 de prisión.