Se reúnen dos históricos

Aprovechando su visita a El Barrial, Guillermo Franco saludó y posó para la foto con el chileno Humberto Suazo.

Humberto Suazo y Guillermo Franco se reunieron en el Barrial
Humberto Suazo y Guillermo Franco se reunieron en el Barrial (Foto: Especial)

Monterrey, Nuevo León

Aprovechando su visita a El Barrial, Guillermo Franco saludó y posó para la foto con el chileno Humberto Suazo.

El dos veces mundialista por México y el atacante chileno son dos de los máximos ídolos en la historia del Monterrey.

El Guille encabezó a los Rayados campeones del Clausura 2003 y Suazo ha sido fundamental en la conquista de los títulos de liga en el Apertura 2009 y Apertura 2010.

"Platiqué con casi todos, he tenido la posibilidad de saludarles, a algunos los conozco desde antes, no son muchos porque los otros los han corrido (risas)...no, el plantel ha cambiado mucho obviamente, hace ocho años que me fui", expuso Franco.

"Pero sí he estado platicando con todos ellos, he estado con Humberto más que nada preguntándole por su salud y cómo está del hombro, y está muy bien de ánimo, con muchas ganas de poder jugar, de querer saltar al campo más en esta situación que está viviendo el equipo".

De los compañeros que quedan en Rayados sólo está el portero Juan de Dios Ibarra, integrante del equipo campeón de hace 11 años.

El Guille mencionó que Efraín Juárez lo invitó a la práctica matutina, además de conocer a Ricardo Osorio por haber sido compañero en las dos ediciones anteriores de la Copa del Mundo.

"Estuve con todos, con El Chelito, con Neri, con bueno, con Ibarra, con Ricardo Osorio también un gran compañero que he compartido momentos muy lindos con él en la selección, he estado platicando y saludándolos, sintiéndome a gusto", declaró Franco.

Calificó de "europeas" las instalaciones del Monterrey en El Barrial, lugar donde no le tocó entrenar, antes de salir del equipo para la aventura de jugar en Europa.

Pidió aclarar que su visita no pretende buscar algún tipo de empleo aprovechando el mal momento deportivo que atraviesa el club, sino que sólo atendió la invitación hecha por Jorge Urdiales para regresar a la ciudad.

Agregó que no ha habido pláticas para un posible partido del adiós, aunque sí tiene el deseo de despedirse de los fanáticos como en su momento lo hicieron Sergio Verdirame y Misael Espinoza.