Con caras largas, Rayados entrena para partido de Copa

El mal momento que vive el equipo se refleja en sus rostros pero no hay tiempo de lamentaciones, el martes enfrentarán a Pachuca en los cuartos de final de la Copa.

Con la cara al piso
Con la cara al piso (José Luis Garza)

Monterrey

Tal y como se ha visto en las últimas semanas, en el Barrial se han ido los momentos de alegría y tranquilidad a cambio, rostros serios, secos y cabizbajos se pueden ver en cada uno de los jugadores de Rayados.


Tras recibir a manos de Morelia su sexta derrota en el actual torneo, los integrantes de la Pandilla reportaron al entrenamiento dominical, acostumbrado solamente cuando se tiene compromiso a media semana como en este caso en el que enfrentarán los cuartos de final de la Copa Mx.


Los futbolistas que fueron titulares ante los purépecha realizaron trabajo regenerativo mientras que el resto del plantel realizó futbol en espacios reducidos.


La novedad fue el canterano Ulises Briceño quien salió con un fuerte golpe del partido con Monarcas en el tobillo izquierdo por lo que desde anoche se le tomaron unas radiografías y se le realizaran otros estudios según comentó el doctor Raúl Pedro Luna.


"Tuvo un golpe con torcedura en el tobillo izquierdo en las últimas acciones del partido, trae hinchazón en la parte externa del mismo y dolor al apoyar por lo cual vamos a hacerle unos estudios radiológicos para descartar lesión ósea.


El mal momento que vive el equipo se refleja en sus rostros pero no hay tiempo de lamentaciones, el martes enfrentarán a Pachuca en los cuartos de final de la Copa, un compromiso que quizá pueda servir como tanque de oxigeno ante los malos resultados.