Rayados por querer agradar pierden

Por querer quedar bien con la afición, dio como consecuencia que el Monterrey bajara su nivel.

Entrenamiento del equipo de Monterrey
Entrenamiento del equipo de Monterrey (Mexsport)

Monterrey, Nuevo León

Por querer agradar a la afición, los Rayados han dejado de ganar en los últimos cuatro partidos de Liga y han postergado su clasificación por todo el mes de octubre.

Tras vencer a León por 3-1 el pasado 30 de septiembre, el técnico Carlos Barra y el delantero César Delgado revelaron que buscarían cambiar su estilo de juego defensivo y efectivo porque no les agradaba ni a ellos ni a su afición.

Hasta antes del 4 de octubre, fecha en que arrancaron con su racha negativa, los Rayados se habían distinguido por tener poco tiempo el balón en su poder porque le bastaba con contragolpear para imponerse a la mayoría de sus rivales. Cosechaban 22 puntos de 30 posibles. Pero su manera de lograrlo no les satisfacía.

Aquel Monterrey se replegaba y salía a velocidad con Dorlan Pabon y Lucas Silva y/o Humberto Suazo. Sus contragolpes eran letales. Le valían para ponerse arriba en el marcador y mantener preocupadas a las zagas contrarias.

En el único departamento estadístico que varios de sus rivales le superaban fue en el de la posesión del balón. No obstante, no así en el marcador. Contra Atlas y León, Rayados defendió al borde de su área pero congeló el peligro y además con el espacio largo generó el propio. Tenían un estilo, pero uno que no les gustaba.

"Ellos (la afición) pretenden ver a un equipo con un poquito más de posesión del balón, nosotros también. Ojalá podamos encontrar un mejor funcionamiento", opinó Barra el pasado 2 de octubre, dos días después del juego en León y dos antes de recibir a Tijuana.

El propio Chelito lo secundó al día siguiente.

"Podemos mejorar en el aspecto de la tenencia de pelota. Creemos que es un factor que nos ha debilitado. Con León también nos tocó defender prácticamente en el área nuestra. El 'profe' lo sabe, todos lo sabemos y queremos mejorarlo", dijo el Chelito

Pero hubo posturas encontradas, una de ellas la del entonces líder goleador Dorlan Pabon, quien no encontraba razón para cambiar.

"Sabemos que la gente está diciendo que no jugamos a nada, pero estamos ganando, que es lo más importante. El año pasado, a veces jugaban bien, pero no se ganaba. No tenemos por qué cambiar porque si se cambia una cosa se puede dañar todo", aseveró el mismo día que Chelito manifestó su inconformidad.

En el último mes, después de aquellas declaraciones, el Monterrey adoptó una postura más propositiva y agresiva en el papel. Con el regreso de Humberto Suazo, adelantaron líneas, pero sacrificaron a Pabon al alejarlo del área.

Lo colocaron como extremo, y el Monterrey perdió gol. En sus últimos cuatro partidos apenas ha rescatado dos puntos. Era el que mejor defendía con solo 7 goles en contra en 10 fechas y ahora en cuatro juegos más ya es la sexta con 14 tantos recibidos.

Ayer, el lateral izquierdo Efraín Velarde ignoró el cambio de estilo de juego en el Monterrey.

"No sé quien hayan comentado eso (que buscarían cambiar), no me consta, pero el equipo toda la semana trabaja para ganar. Todos estamos en la misma línea, en jugar a lo que nos pide Carlos, creo que es lo que hemos querido hacer a lo largo del torneo, pero ahora se habla de eso porque no se han dado los resultados", señaló.

¿Pero reconoces que ha habido en el último mes cambiaron su estilo de juego?
"Yo pienso que hemos querido jugar a lo mismo, el tema es que los partidos cada vez se nos complican más. Quizás si se hubieran dado los resultados no estarían pensando que ha cambiado el equipo, pero todas las semanas trabajamos de la misma manera, con mucha intensidad...".