Chivas elimina a Rayados y es finalista de la Copa MX

Guadalajara regresó en el marcador y venció 2-1 como visitante a Monterrey; el equipo de Matías Almeyda peleará la corona del certamen ante Monarcas Morelia.

Monterrey

El primer tiempo el Rebaño salió de lentes negros. Dormidos y fueron sometidos por los Rayados. 45 minutos perfectos de los de Mohamed, pero no le sacaron renta. Tuvieron para acabar la serie en el primer tiempo, pero le dieron esperanza a las Chivas y eso se paga caro. El segundo tiempo y en dos jugadas de balón detenido el Rebaño le dio la vuelta y ahora está en la final de la Copa MX ante los Monarcas.

Rayados 1, Chivas 2.
Rayados mostró el músculo desde el segundo 18. El partido en Guadalupe, Nuevo León, comenzó agobiando al Rebaño.

Marín regresó de seguridad para el Guacho Jiménez y el portero perdió un tiempo y se equivocó dejándole el balón a Dorlan Pabón, por fortuna el colombiano disparó sin puntería.

El Rebaño se salvó, pero seguía sufriendo. Al minuto 10 Pabón le hizo un traje de luces de Hedgardo Marín y centro medido para Funes Mori quien falló frente a Jiménez.

El conjunto regio puso contra las cuerdas al Rebaño quien ni las manos metía. Inmediatamente llegó una tímida reacción de las Chivas con una jugada individual de Alan Pulido quien disparó pero a las manos del Dida Domínguez.

El asedio de los regios seguía y el gol no tardaría en llegar. Chivas no despertaba y los Rayados no perdonaron una tercera.

El gol llegó mediante una jugada entre Funes Mori y Dorlan Pabón, el colombiano le regresó la pared al argentino y el ex de River Plate la mandó al fondo del corredor. Si se toma una foto en el momento del gol regiomontano no sale ningún defensor en la jugada, se perdieron en la marca Jair y Marín y los que estaban cubriendo la acción era Orbelín Pineda y el Chapo Sánchez, como era de esperarse los dos quedaron lejos de la acción. El gol le daba justicia al marcador. Los norteños eran mejores que los tapatíos y la suerte le duró solo 22 minutos al Rebaño.

Con el gol los pupilos de Mohamed se replegaron y le dejaron el dominio del balón al Rebaño. Chivas tenía el esférico, pero no el peligro, tuvieron un par de acciones aisladas que acabaron tiro a las tribunas, el Chelo Zaldívar la mandó a las gradas y el único que tiró al arco fue el Avión Calderón, pero el Dida Domínguez con atingencia mandó a tiro de esquina.

El primer lapso fue para Rayados, pero el resultado le salía muy barato a las Chivas.

El complemento empezó con una vorágine regiomontana, al minuto 48 Pabón hizo una descolgada individual que terminó en tiro a las manos del Guacho Jiménez.

En esa misma jugada el colombiano se tronó y pidió el cambio y Mohamed mandó al cafetalero Chará.

El Rebaño parecía drogado, dormido o contra las cuerdas, apostando todo a un tiro de esquina. Al minuto 60 llegó un tiro de esquina y la Chofis cobró al corazón del área y Pereira la recentró ganándole el esférico a Funes Mori y el balón le quedó botando a Pulido quien la mandó a guardar. Parecía fuera de juego, pero el Negro Sánchez estaba colgado y habilitó a Pulido. Empate del Rebaño.

Almeyda movió los hilos y mandó un cambio fundamental. Puso a Carlos Eduardo Fierro y sacó a Orbelín.

Rayados parecía que estaba resignado a los penaltis, pero Fierro hizo bueno el cambio. El de Ahome, Sinaloa, entró al área e hizo un amague para dentro y por velocidad se llevó a César Montes quien le hizo una falta y el silbante Roberto Ríos Jácome decretó penalti. Desde los once pasos el Chelo Zaldívar la mandó a guardar con la zurda y gol del Rebaño. Desde el manchón el Chelito marcó el gol del milagro. El primer tiempo lo podía perder hasta por tres goles y al final el chiverío le dio la vuelta al partido más bravo en la era Almeyda.

Al final, Mohamed metió dos atacantes más a De Nigris y a Ponchito pero no tuvieron ninguna clara y el Rebaño se dedicó a que el tiempo corriera. Chivas está en la final y se cita en el estadio rojiblanco ante el Morelia.

GPE