Rayados, el fin del naufragio de Funes Mori

Luego de pasar por inactividad con el primer equipo del Benfica y un irregular ciclo con el Eskisehirspor, Rogelio luce su mejor forma en Rayados; en 17 juegos con los norteños ha marcado 13 dianas 

Rogelio Funes Mori, delantero de Rayados
Rogelio Funes Mori, delantero de Rayados (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El delantero vive del gol, pero... ¿Qué pasa cuando el artillero se cansa de marcar en un equipo y otro y no se le da la oportunidad en un primer equipo? Se cansa. Se frustra . Se vuelve a frustrar y se va. Una situación que la vivió muy de cerca Rogelio Funes Mori en Benfica y que luego obtuvo revancha en Rayados, donde presume su mejor futbol.

Funes Mori es parte del ataque letal del colíder del torneo, Monterrey. No siempre fue así. En River, el club donde se crió como futbolista, primero se le veneraba y luego se le repudiaba. Los hinchas no perdonaban las pifias. Menos si se presentan ante el antagónico rival, Boca. Ahí, los aficionados le cantaban, pero no a sus goles, si no a sus fallas frente al marco.

Luego vendría su separación del 'millonario'. No fue con fanfarrias. Simplemente se fue del equipo sin guardar, según él, cosas negativas hacia la institución: "es un club grande, con muchos hinchas, y estoy muy agradecido ya que me permitieron crecer como jugador y como persona". A su puerta tocaba el Benfica.

Rogelio, el 'mellizo', no lo pensó. Se fue con el cuadro lusitano y firmó por cinco temporadas. Se puso la vara alta y expresó que quería hacer lo mismo que unos de sus compatriotas que también jugaron con las Águilas: "Saviola y Aimar son jugadores que pasaron por este club y que son muy importantes en la Argentina. Quiero hacer lo mismo que ellos aquí", Era el principio de una pesadilla.

Si algo es seguro, es que nunca obtuvo una oportunidad en el primer equipo. Cuando llegó, la directiva del club lusitano decidió mandarlo al segundo equipo. A pesar de marcar trece goles en doce encuentros, nunca obtuvo la oportunidad. El equipo decidió cederlo.

El año pasado jugó en Turquía, prestado con el Eskisehirspor. Ahí no tuvo un mal desempeño, pero tampoco fue brillante. Catorce dianas en 26 encuentros contando Liga y la Copa turca. La cesión terminó y Benfica lo tenía claro: no quería más en sus filas a Rogelio. Era tiempo de cambiar de aires.

Y llegó Rayados. Ahí obtuvo la confianza necesaria y a penas en el segundo juego que disputó como titular anotó. Luego se le hizo costumbre y terminó festejando quince veces en total (11 en Liga y cuatro en Copa) para consagrarse campeón de goleo en el semestre pasado.

En Liga, ha marcado 13 goles en 17 juegos con Rayados


Rogelio por fin encontró un lugar donde se le respalda, tiene minutos en la cancha, donde se le aclama con su nombre y que puso fin a su extravío, asu naufragio. Él responde con goles y para prueba son el par de dianas que ha metido en el naciente Clausura 2016. Ahora, el 'mellizo', cumple las palabras que dijo en su presentación con Monterrey: "Vengo a hacer goles". Y vaya que los ha hecho.