Con sentimientos encontrados

Una regiomontana y un marroquí tuvieron sentimientos encontrados con el partido donde el conjunto albiazul cayó derrotado ante el Raja Casablanca.

Taide Larrache y su esposo originario de Maruecos, Ismail Eddriouch
Taide Larrache y su esposo originario de Maruecos, Ismail Eddriouch (Raúl Palacios)

Monterrey, Nuevo León

Sentimientos encontrados vivieron en Monterrey la pareja formada por la regiomontana, Taide Larrache, y su esposo originario de Maruecos, Ismail Eddriouch, por el partido disputado por los Rayados y el Raja Casablanca.

Ismail es seguidor del Raja, mientras Taide, sin ser fanática del balompié, esperaba que los Rayados pudieran avanzar a la ronda semifinal.

"Sí, mi esposo es marroquí, como que es difícil tomar un favorito porque pues los dos, también Marruecos es para mí como mi casa y hay un gran cariño por el país", declaró Larrache.

"Fue buen partido, se fueron a tiempo extra se notó, estuvieron muy cerca de llegar en varias ocasiones los Rayados pero pues, creo que fue la suerte lo que dio el resultado, y ni modo".

Larrache rechazó estar desilusionada por el resultado del Monterrey en su primer juego, sobre todo porque estaban ante los ojos del mundo.

Por su parte, Ismail Eddriocuh declaró que el Mundial de Clubes puede abrir la puerta para que más adelante, Marruecos pueda ser considerado como candidato para vivir una Copa del Mundo.

"Para la gente de Marruecos el Mundial es como una fiesta, se está preparando la ciudad con muchas cosas, se está preparando para el turismo, ha ido mucha gente de todo el mundo, porque Marruecos es famoso por este tema del turismo", declara ismail.

"Ahorita toda la atención en Marruecos está en torno al Mundial...creo que FIFA quiere probar a Marruecos con este Mundial para otro si Dios quiere ver si podemos tener el Campeonato del Mundo del 2020".

Creció en la ciudad de Beni Mellal, ubicada en el centro de Marruecos, y radica en Monterrey luego de casarse con la regiomontana Larrache.

Al final, Taide Larrache dijo esperar que pronto los Rayados puedan regresar y volver a participar en el Mundial de Clubes.