Monterrey, con esencia del 'Turco'

Mohamed, excéntrico, rebelde como futbolista, pero también vertical, acepta que su actual Monterrey es lo más parecido a lo que él fue en la cancha; la ofensiva rayada es su línea favorita

Antonio Mohamed
Antonio Mohamed (Mexsport)

Ciudad de México

A inicios de la década de los noventa, un regordete atacante argentino llegó al equipo más pintoresco de los últimos tiempos en el futbol mexicano. Era Antonio Mohamed y Toros Neza, su club.

Procedente de Independiente de Avellaneda, el Turco arribó a suelo azteca para imponer su técnica y clase a hostiles defensas rivales. Tenía cadencia, combinaba el sutil toque de balón con las definiciones precisas y portaba el '11' en el dorsal. Fue un espectáculo.

"Me gustaba usar las zapatillas de colores en la cancha, pero hoy en día, con todo mundo portando mil modelos distintos, extravagantes, me refugiaría en los negros, en los clásicos, los que no gastaba antes. Yo los utilizaba como símbolo de lo que era en ese momento, un joven desenfadado; fue una etapa de mi vida muy linda, fui muy rebelde, pero lo pasé muy bien", relata quien pusiera de moda los tachones blancos en el balompié nacional.

Toni, como le dicen quienes le conocen mejor, pasó de ser ese futbolista creativo, pensante, que no coronó su estancia en Neza (cinco años) con un título, a un entrenador que en México, que le acogió siempre con cariño, ha venido a refrescar la baraja de opciones en el banquillo; es polémico, utiliza las cábalas y algo más: "En el gusto de cada uno se define su estilo, lo tengo claro en el futbol y en la forma de vestir, trato de ser elegante en ambos".

Fue controvertido hasta con sus ex entrenadores, con quienes le dirigieron. En la Liguilla del Invierno 1997, en cuartos de final, Toros Neza y León se enfrentaron en duelo de 180 minutos. En la ida, en el Estado de México, pese a la ventaja mínima en el marcador, además de comandar al vestidor para saltar al campo con máscaras de distintos personajes, el Turco se hizo de palabras y llegó a un par de intercambio de golpes con Carlos Reinoso, mandamás de La Fiera, que ya lo había tenido con los bureles meses atrás. Así era Mohamed.

Con dos campeonatos hasta el momento en la Liga Mx (Tijuana, 2012 y América, 2014) hoy, en el banquillo de Monterrey, el líder y mejor ofensiva del Clausura 2016, el Turco se motiva con una nueva conquista, con llegar a instancias máximas y, por si fuera poco, considera que su colectivo es muy parecido a la forma que él desempeñaba sobre la grama; Mohamed está encantado con su nueva escuadra.

“Monterrey es diferente al Xolos y al América que yo dirigí, este es más vertical, pero sabe cuándo dormir la pelota, cuándo llevarla despacito al área enemiga y manufacturar jugadas de alto riesgo… Nunca había tenido un equipo tan completo. Rayados, puede decirse, tiene mucha de mi esencia, del estilo que yo utilizaba cuando jugaba”.

Doce victorias, cuatro descalabros y un empate completaron los números de Monterrey a lo largo del semestre en la fase regular; 37 puntos lo ubicaron en la cima de la clasificación general e incluso, a falta de un par de fechas, ya eran inalcanzables para sus más cercanos contendientes en la lucha por el liderato de la competencia local.

“El desempeño del equipo ha sido el adecuado, muy bueno; esperemos que se pueda coronar con un título. Hemos hecho una campaña bárbara, acabamos líderes a falta de un par de jornadas, los chicos merecen ganar el campeonato. Hicimos casi 40 goles (38) en menos de seis meses, eso pocos pueden presumirlo y nosotros lo logramos”.

SE REPARTEN FESTEJOS

Además de una buena cuota de anotaciones, Monterrey se repartió los goles entre sus mejores eslabones. Carlos Sánchez (7), Rogelio Funes Mori (7), Dorlan Pabón (7) y Edwin Cardona (6) sumaron 27 conquistas, el 71 por ciento de lo conseguido por el cuadro regio. La estrategia de Mohamed consistió en agruparlos, coordinarlos y conseguir por el colectivo, su mejor rendimiento. Así, con este trabuco en ataque, llegan a la fase final. Son, sin duda, una aduana compleja.

“El equipo tiene mucho punch adelante, mucha llegada y también desequilibrio; adelante somos de los mejores, no hay dudas. Yo estoy muy contento con los muchachos. En general el plantel es muy bueno, amplio, con variantes”, consideró el Turco.

De hecho, a comparación de Tigres, su rival en cuartos, Monterrey marcó nueve tantos más en el mismo número de jornadas, pero Rayados recibió cuatro anotaciones más (23) que los pupilos del Tuca, y en el duelo directo entre ambos, el pasado 5 de marzo, los del Turco se quedaron con la victoria (1-0). L