El BBVA Bancomer y el Hidalgo, joyas de la final

El Estadio Hidalgo y el BBVA Bancomer son los escenarios que verán pasar al próximo monarca del Clausura 2016. La casa de Tuzos recibirá una final más; por su parte, el hogar de Rayados vivirá su primer encuentro por un título

Estadio Bancomer e Hidalgo, sedes de la Final del Clausura 2016
Estadio Bancomer e Hidalgo, sedes de la Final del Clausura 2016 (Mexsport)

Ciudad de México

Monterrey y Pachuca se jugarán a partir del jueves la corona del futbol mexicano, una final que tiene como escenarios estadios de primer nivel, los cuales están a punto de albergar un cúmulo de emociones por parte de la afición inmiscuida.

La sede de ida será en el campo de los Tuzos, una cancha con 22 años de antigüedad que cuenta con un amplio historial de juegos decisivos; seguidores del cuadro blanquiazul han visto coronarse a su equipo en dos ocasiones cerrando como locales las finales del Clausura 2006 y el Clausura 2007 ante el San Luis y el América, respectivamente.

Además, fue testigo de la ida de la final de la Copa Sudamericana del 2006, trofeo que a la postre, consiguiera en patio ajeno en tierras andinas en casa del Colo Colo bajo el mando de Enrique Meza; el campeonato fue uno de los máximos logros obtenidos por un club mexicano en un torneo de Conmebol.

En los aspectos técnicos, la plaza puede recibir hasta 30 mil personas además tiene dos pantallas gigantes que garantizan no perderse ningún momento trascendental; su diseño permite una buena visibilidad desde cualquiera de los ángulos donde se vea el partido; la zona VIP con palcos y un restaurante está al servicio de los ocupantes durante el evento.

Los apartados futbolísticos, de rigor, tiene una variedad de 5 vestidores, salas de prensa, crónica y fotografía.

En el lugar más velado del estadio existe un "túnel del tiempo", en donde se exhibe la historia gráfica del club Pachuca y un museo interactivo, en dicho lugar desfilan nombres como el del arquero Miguel Calero (1971-2012), Gabriel Caballero, Andrés Chitiva, Francisco Gabriel de Anda, Christian 'el Chaco' Giménez, entre otros, leyendas que erigen la cronología de éxitos hidalguenses.

El Hidalgo, set de Televisión

El recinto fue utilizado para la grabación de algunas escenas de la serie que se trasmite en streaming, por Netflix, Club de cuervos, la cual se estrenó el año pasado.

Tras la finalización del primer tiempo de un juego de fase regular entre Pachuca y Querétaro, dos equipos, uno con los colores de los Tuzos y otro con uniforme en negro y blanco, entraron a la cancha, el cual se convirtió en el set de grabación de la serie. Inclusive el público fue parte de la filmación.

El BBVA Bancomer, al nivel de los mejores de mundo

El campeón se decidirá en el nuevo estadio de los Rayados; la majestuosidad del escenario recibirá su primera final a tan solo nueves meses de su apertura, con la posibilidad de ver a sus ocupantes campeones por primera vez, cuando existen estadios que no han presenciado a los locales levantar un trofeo, como lo es la casa del Cruz Azul.

El BBVA Bancomer cuenta con todas las facilidades que el primer mundo puede otorgar; el coloso de Guadalupe, Nuevo León, admite a 53 mil 500 espectadores, para el público, 2 restaurantes, zona comercial, 300 zonas VIP, espacios de recreación y una tienda oficial del club; tiene cuatro vestidores, para los protagonistas, quienes pueden hacer uso de camerinos y salas de hidromasaje; pantallas gigantes para poder ver las repeticiones, y múltiples replicas en los rincones de la plaza para no perderse ningún instante del partido. Tiene un toque tecnológico al contar con red wifi en todo el estadio.

Como espectacular postal de fondo, posa el cerro de la silla, símbolo de la sultana del norte. En menos de un año de su inauguración no pudo tener mejor comienzo que recibir al multicampeón portugués, Benfica, trampolín de mítico Eusebio y comenzar así una breve historia pero que ya contará en su césped con un duelo de tal dimensión, como lo es la final del futbol mexicano.

El 'huracán' y el BBVA Bancomer acogerán las pasiones de sus fieles seguidores. Tras duras batallas libradas en el terreno de juego, la cúspide está cerca y uno solo podrá grabar su nombre y poner una estrella más en el escudo en este terminante Clausura 2016.