Decidí quedarme en Morelia: Ruidíaz

El delantero peruano aceptó que otros equipos del futbol mexicano se interesaron en sus servicios al final de la temporada pasada, pero el decidió quedarse en Morelia para ayudar en la lucha por no descender 

Raúl Ruidiaz, jugadores de Monarcas Morelia
Raúl Ruidiaz, jugadores de Monarcas Morelia (Mexsport)

Ciudad de México

Con 85 goles (en cinco equipos) como su mejor carta de presentación,  Raúl Ruidíaz firmó contrato con el Morelia en junio del año pasado. Era conocido por su presencia con la selección de Perú, y claro, si se habla de algo peculiar,  por aquel característico gol que anotó con la mano en la Copa América Centenario del año pasado.

Fue en el Apertura 2016 en el que confirmó que la adaptación al futbol mexicano no iba a ser problema. Con el conjunto michoacano metió 13 tantos, y a raíz de ello varios clubes pusieron su mirada en sus servicios. El futbolista sabe que hubo llamadas telefónicas de otros equipos, se habló de que Monterrey insistió, pero él tenía sus metas claras.

El peruano se encariñó con Morelia, se envolvió en la causa del conjunto, esa lucha por no descender que no es nueva, y que ahí se mantiene como una punzada que no ha cesado. Hoy, el panorama es un poco más complejo, pues son últimos de la tabla de cocientes con un porcentaje de  1.1075.

“Hubo acercamientos, pero tengo contrato con Monarcas y decidí quedarme un año para poner a Monarcas donde se merece. Por más que por ahí ya había conversaciones, ya tenía claro lo que había decidido”, dijo vía telefónica.

Entre los momentos diarios, Ruidíaz aceptó que hay instantes en la que el peso del descenso dobla las ideas, pues “es muy difícil porque vives todo el momento con la presión, influye mucho en el trabajo diario, los caminos son difíciles, nadie dice que es fácil, solo hay que trabajar duro para revertir esa situación”.

Aun así, se le anidó la ilusión de ayudar a que Morelia permanezca en la élite del futbol mexicano, quiere ser partícipe de una buena historia, y para su buena fortuna, dijo, está totalmente adaptado y eso le ha ayudado a colaborar con goles.

“Ahora estoy muy bien, muy adaptado, muy feliz de tener un reto tan fuerte como éste, es algo que siempre he buscado, estar en un futbol más competitivo del que venía y quiero seguir así, esforzándome para hacer bien las cosas”.

En este Clausura 2017, suma tres tantos, dos menos que el líder de goleo que es Dorlan Pabón de Monterrey. Sin embargo, el haber dado buenas cuentas el torneo pasado lo alienta a buscar más en esta campaña, a la que aún le quedan nueve jornadas.

 

Los malos tiempos

En su paso por las categorías menores, Raúl Ruidíaz peleaba en cada paso para hacer carrera en el futbol. Un día, uno de sus entrenadores rompió el guión que seguía, y simplemente le dijo que no lo requería más, que se dedicara a otra cosa. Fue entonces cuando decidió seguir con sus estudios.

“El futbol es lo mejor que yo sé hacer desde muy pequeño, era lo que me encantaba hacer desde que me acuerdo. Antes del futbol profesional yo estaba en menores, vino un profesor y me botó de donde estaba; entonces, desde ese momento yo empecé a estudiar Ciencias Contables, tenía que estudiar una carrera”, dijo.

Enseguida, agregó que su padre fue fundamental para volver al camino que se había trazado: “Pensé en que iba a hacer eso, pero vino mi papá y le expliqué las razones por las que había dejado el futbol. Él me dijo ‘intenta de nuevo, habrá una prueba’. Fui y logré estar mejor, logré quedarme, habían cambiado profesores, y después de eso seguí”.

En el trayecto rumbo al profesionalismo, “la mayoría de los futbolistas pasamos problemas económicos, de no tener cómo ir a un lugar para entrenar, eso es lo más difícil, pero con perseverancia logre revertir esa situación, todo para conseguir lo que quería. Todos piensan que jugar futbol es muy fácil, pero no ven el sacrificio que hacemos desde muy pequeños en el tema de la responsabilidad, de dejar muchas cosas que a nuestra edad otros pequeños lo hacía, nosotros nos privamos de mucho”.