Pablo Marini, el nuevo Sergio Bueno de la Liga MX

Durante su carrera como técnico, el argentino se ha destacado por tomar equipos con problemas porcentuales; esto no sólo ha ocurrido en México

Pablo Marini con el Veracruz
Pablo Marini con el Veracruz (Imago7)

Ciudad de México

Durante su carrera como director técnico, Pablo Marini se ha especializado en tomar equipos que tiene broncas de descenso, o bien, con la misión de poder ascenderlos al máximo circuito de sus respectivas ligas.

Jaguares (2010)

Tuvo un paso con el Audax Italiano de Chile en 2009, para llegar a Jaguares en el torneo Bicentenario 2010.
Con Marini en el cargo, el cuadro de la Selva terminó en el doceavo lugar general con 19 puntos, logrando sacarlos de la situación comprometida en la tabla del descenso. 

Esto generó que para el Apertura 2010, el argentino fuera recompensado y,  tras el cese de Guillermo Rivarola, i tomó el cargo de los Tuzos, clasificándolos a la liguilla y compitiendo con ellos en el Mundial de Clubes.

Atlante (2014)

Luego de no renovar con el Audax Italiano, en Chile, debido a malos resultados, Marini anuncia su llegada al Atlante para el Clausura 2014. De nueva cuenta, su principal tarea era salvarlos de perder la categoría.

El argentino recibía a un equipo demasiado comprometido, luego de que en el Apertura 2013, los Potros tuvieron que cambiar de técnico en tres ocasiones.
Al final, el objetivo no se cumplió y Atlante descendió.

Puebla (2015)

Durante seis meses, Marini se hizo cargo de los Mineros de Zacatecas, para posteriormente ser contratado por el Puebla, otro equipo con problemas de porcentaje.

El equipo peleó codo a codo durante todo el semestre contra los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara en este tema, el cual se decidió hasta la última fecha del torneo.

Para el Apertura 2015, Marini metió a la Franja a la liguilla, en donde fue eliminada por el Toluca en Cuartos de Final.

Veracruz (2016)

Misma historia  vivió en el Puerto. Marini llegó a suplir a Carlos Reinoso en el cargo de director técnico, no obstante, su paso no fue del todo bueno.

Pablo Marini tan sólo estuvo durante 11 partidos a cargo del equipo, siendo cesado tras perder ante las Chivas por 0-1, aunado a los malos resultados que el equipo arrastraba durante todo el torneo.

Éxitos en Argentina y en Chile

Tras poner fin a su carrera como futbolista, en 2004, Marini tomó las riendas del club Argentino de Rosario, perteneciente a la categoría C de la liga de Argentina. Marini logró ascender a este equipo a la Primer división B Metropolitana.

Su siguiente experiencia con un equipo de estas características fue hasta el 2008, con el San Juan, quien había ascendido en esa campaña, sin embargo su paso fue muy breve.

Marini renuncia al Pachuca en el Apertura 2011, para regresar a su patria en el segundo semestre del 2011, con la enmienda de salvar al cuadro de Juventud Unida de perder la categoría.  Un año después vuelve al Audax Italiano con la misma tarea de salvarlo, la cual logra al pie de la letra.