Veracruz liquida a Monarcas y amarra la Liguilla

Con un gol de Julio Furch, precedido de un desvío de la zaga michoacana, Tiburones derrotó 1-2 a Morelia y aseguró su aparición en la ‘Fiesta Grande’


CIUDAD DE MÉXICO

Monarcas luchó, pero no pudo conseguir su boleto a la fase final. Con tantos de José Ángel Albín y Julio Furch, Veracruz venció 1-2 a Morelia para amarrar su boleto a la Liguilla y de paso eliminar a Morelia y a Monterrey, quien aún no juega pero quedó sin aspiraciones.

El trámite del partido comenzó movido. Ida y vuelta en los primeros minutos, sin embargo sería Veracruz quien tendría las primeras opciones de peligro.

Pronto, al 5’, Veracruz impuso condiciones. Un saque de banda fue desviado hacia el centro del área, el balón le cayó a Juan Ángel Albín, quien empalmó la pelota y ésta se anidó cerca del poste derecho para inaugurar el marcador. 0-1. Veracruz ganaba y veía de cerca la Liguilla.

Pero la felicidad le duró poco a los pupilos de Carlos Reinoso. Al 20’, un centro por la derecha fue a la posición de Mauro Cejas, quien llegó justo cuando a la cita con la pelota y remató de zurda para vencer a Melitón Hernández y poner el 1-1 parcial.

Después, el dominio se alternó. El empate servía de ambo a pocos conjuntos, por ello, buscaban un gol que les diera la calificación. Empujaban y mandaban la pelota al frente pero no lograban concretar sobre la portería rival. Era un buen partido. De matar o morir. Llegó el descanso.

Ya en el complemento, al 57’. Yorleys Mena tuvo un mano a mano con el arquero veracruzano. En primera instancia, Hernández aguantó el primer remate. Luego, el sudamericano volvió a intentar, pero la zaga de los escualos repelió el peligro. Se mantenía el 1-1.

Veracruz parecía frustrado y no encontraba opciones en la puerta rival. En cambio, Morelia seguía tocando la puerta de la portería de los veracruzanos. De hecho, al 70, en un tiro libre estuvo a punto de romper el empate Carlos Morales, pero la pelota se fue por un lado del marco de Tiburones Rojos.

Al 75’, volvió el peligro al marco de Melitón. En un centro desde el filo del área grande, llegó justo a la dirección de Juan Pablo Rodríguez. El ‘Chato’, de corta estatura, se lanzó de forma extraña de palomita para impactar el balón. Lo hizo y lo remató, pero la pelota se fue por un lado del poste derecho.

Cuando mejor parecía que jugaba Monarcas, vino la estocada de Tiburones. Al 80, cóner por banda izquierda. Julio Furch se tiene que agachar para rematar un balón atrasado. La pelota salió fácil en dirección del portero de Monarcas, pero un desvío lo complicó y la de gajos terminó por encajarse en el marco michoacano para el 1-2 definitivo.