Monarcas vivió su peor año

El conjunto purepecha fue marcado por la irregularidad en el 2014.

Los Monarcas tuvieron cinco entrenadores en el 2014
Los Monarcas tuvieron cinco entrenadores en el 2014 (Mexsport)

Morelia

 Monarcas Morelia, un equipo que por tradición se ha hecho presente en los torneos del futbol mexicano, padeció este año que termina una crisis de resultados con varios cambios de técnico.

Tan solo en los Torneos Clausura y Apertura 2014 el equipo se hizo de los servicios de cinco técnicos, cuatro de ellos formales y un interino, pero ni así logró salir del hoyo en que sus dueños lo metieron tras el desmantelamiento de que fue objeto.

El Clausura 2014 lo inició el argentino Carlos Bustos, quien apenas llevaba cuatro partidos dirigidos tras la continuidad que se le dio al tomarlo en el Apertura 2013, con saldo de uno ganado, dos empatados y uno perdido.

La directiva no aguantó más y contrató al ex seleccionador nacional Eduardo de la Torre, en la fecha cinco, a quien tampoco le fue nada bien pues solamente dirigió cinco encuentros entre los que resalta el triunfo 1-0 sobre América.

Tras la salida del ex timonel de Chivas, Roberto Hernández se hizo cargo del grupo de manera interina, y bajo su mando Monarcas venció 3-1 a Pumas de la UNAM, para luego dejar su lugar al argentino Ángel David Comizzo.

El pampero llegó a la institución en la jornada 11 y su triunfo más sonado fue el 5-1 que le endilgó a Cruz Azul en la fecha 16, para luego sufrir dolorosa derrota de 3-1 en su visita al Puebla. Comizzo dirigió hasta la fecha siete del Torneo Apertura.

Al inicio de este campeonato comenzó el viacrucis del cuadro michoacano, toda vez que en todos sus partidos fue un cheque al portador para los demás equipos y no ganó sino hasta la fecha 15 cuando venció 2-1 a Rayados de Monterrey.

José Guadalupe Cruz tomó las riendas de la escuadra purépecha pero tampoco atinó a levantarla, pues para esta justa el equipo ya había sido desmantelado ya que la mayoría de los jugadores se fueron al Atlas, juguete nuevo de la empresa a la que pertenecía.

Debido a esta situación, Morelia terminó el campeonato como el peor del certamen con apenas 10 puntos conseguidos de 51 posibles, producto de dos triunfos, cuatro empates y once derrotas, y fue el más goleado con 34 tantos en contra.

Morelia se desprendió de jugadores importantes y de mucho talento como el ecuatoriano Joao Rojas, quien se fue a Cruz Azul; el arquero Federico Vilar, el defensa Enrique Pérez y el colombiano Aldo Leao, al Atlas; Jefferson Montero, al Swansea City de la Liga Premier Inglesa, y Héctor Mancilla, al Cúcuta de Colombia.

Los cambios en el cuadro michoacano también se dieron a nivel directivo y eso afectó un tanto las decisiones para armar un buen plantel, pues se la jugaron con jugadores salidos de la cantera que pusieron muchas ganas, pero con escasos resultados.

Los técnicos que pasaron por el equipos en estos dos últimos torneos son de capacidad probada, aunque nadie con un equipo mermado y en su mayoría jóvenes puede hacer mucho, y eso quedó demostrado en el Apertura 2014 al quedar en último lugar de la tabla general.