Yvonne Treviño no tiene límites

La saltadora consiguió que México tuviera representación olímpica por primera vez, tras 48 años de ausencia; ahora, su objetivo es dar otro brinco, el que la lleve al podio en Río 


Yvonne Treviño, saltadora mexicana
Yvonne Treviño, saltadora mexicana (Mexsport)

Ciudad de México

Tras 19 años de practicar el salto de longitud, la mexicana Yvonne Treviño pudo cumplir el sueño de todo deportista amateur: clasificar a Juegos Olímpicos.

Fue a los ochos años de edad cuando a la regiomontana le llamó la atención volar por los aires, pero hasta los 21 fue el momento en que la obsesionó la idea de buscar la clasificación a una justa veraniega. Para Londres 2012 lo intentó, sin buenos resultados y finalmente en este año logró el pase a Río a pesar de que no tuvo destacados resultados en el ciclo olímpico.

La clave para ganar derecho a saltar en tierras olímpicas fue que Treviño se fue a entrenar a Houston y ahí, cuenta la deportista, la hicieron otra atleta, luego de que le cambiaron por completo su técnica de salto. Además, la mexicana es supervisada por el Hijo del Viento, el estadunidense Carl Lewis.

En Río, a pesar de no tener resultados trascendentales en el registro de la Federación Internacional de Atletismo, Treviño sueña con las medallas.

¿Cuál es tu expectativa en Río de Janeiro?

La verdad, no tengo límites y no voy cerrada a nada, voy a competir y a dar todo. La meta es una medalla, que para eso vamos a competir y no vamos solo a participar y eso es lo que tengo en mi mente. En una competencia, sobre todo en el salto de longitud, pueden venir grandes representantes y, sin embargo, todo se decidirá en ese momento, porque esta disciplina cuenta con una variable de precisión y tienes que ser capaz de dar en ese momento tu mejor salto, quiero ser lo más precisa y saltar lo más lejos que pueda. El 16 de agosto competiremos en la semifinal, el 17, si se puede, la final.

¿Desde cuándo comenzó tu sueño olímpico?

Empezó desde los ocho años y creo que habrá atletas chicos que estarán como yo empezando un sueño, fue un camino largo de 19 años, ya que ahora tengo 27. Han sido 19 años de estar buscando las condiciones ideales para lograr estar aquí y lo que más quiero recalcar es la importancia de trabajar en equipo y el apoyo de la familia hacia los deportistas.

¿Cuál fue la clave para lograr esta clasificación?

Me casé en agosto de 2014, mi esposo es médico y le dieron una plaza de servicio social en Estados Unidos, por lo que decidimos emprender el viaje, pero yo quería seguir entrenando y buscar el sueño olímpico, entonces por eso nos fuimos a Houston. En la Universidad de Houston conocí a Carl Lewis. Llegué y le dije a mi entrenador que venía a aprender los hábitos correctos que me llevaran a Olímpicos y que lo que tuviera que pasar lo iba a hacer, eso empezó en 2014. Al siguiente año pasé por lesiones y por una etapa de aprender otra técnica en el salto de longitud; enseñar a mi cuerpo a volar más y este año comenzó a haber resulta dos: rompí el récord mexicano bajo techo y en el último evento de clasificación, que fue el Nacional, rompí el récord de pista abierta, así gané el boleto a Río.

¿Consideras que lograr esta clasificación a los 27 años es el mejor momento de tu carrera?

Nuestro objetivo es participar en Río y buscar competir en 2020 y en una de esas, hasta 2024. Carl Lewis se retiró a los 36 años, yo tengo 27 y sé que no soy la que va a decidir eso; pero en mi mente está seguir y esto lo veo, de hecho, como el inicio de mi carrera deportiva profesional. Lewis es mi ídolo y entreno con él. Cuando llegué le dije 'yo veía tus videos en YouTube' y ahorita que tengo el honor de ser parte del staff de la Universidad de Houston que llegó a Juegos Olímpicos, y recibir sus consejos en persona es impresionante. Le pregunté a Carl '¿cómo le hiciste para ganar cuatro medallas olímpicas en cuatro diferentes Juegos Olímpicos?', y me sorprendió con su respuesta: 'yo nunca confié demasiado en mi talento', es decir, que siempre peleó por una medalla sin confiarse de sus habilidades físicas.