Para sanarse de risa

El Yoga de la Risa se fundamenta en el hecho de que el cuerpo no distingue entre una risa provocada y una espontánea, recibiendo sus beneficios fisiológicos, bioquímicos y psicológicos, gracias al aumento de oxígeno en la sangre y la secreción por parte del cerebro de endorfinas y otros químicos “del bienestar” durante el acto de reír

Yoga de la Risa
Yoga de la Risa (Especial)

Ciudad de México

Esta peculiar modalidad de yoga fue creada en 1995 por Madan Kataria, un médico indio quien basado en los estudios acerca del poder curativo de la risa y de la respiración, organizó el primer Club de la Risa, y desarrolló el método para reír “sin razón alguna”.

El hoy conocido como el Gurú de la Risa sostiene que “al reír nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones se ven afectadas creando un verdadero estado de alegría de vivir”.

 En realidad, el nombre de Yoga de la Risa se debe a que incorpora técnicas de respiración yóguica

o Pranayama, junto con los ejercicios de la risa. Como explica yogadelarisa.cl, “el Pranayama tiene un efecto poderoso e inmediato sobre nuestra fisiología y ha sido utilizada por más de 4000 años para influenciar el cuerpo, el alma y las emociones”.

De acuerdo con la tradición yóguica, la vida se mantiene gracias a la energía cósmica del universo o Prana que fluye hacia el cuerpo por el aire que se inhala a través de la respiración, misma que se desequilibra debido al stress y a las emociones negativas.

Hoy en día, según datos de yogadelarisa.com. mx “70% de las enfermedades como presión arterial alta, males cardíacos, ansiedad, depresión, gripas, migraña, úlceras, insomnio, alergias, asma, enfermedades estomacales, e incluso cáncer, están relacionadas con el estrés. Se ha demostrado que la risa ayuda a remover estos efectos negativos”.

El método del Dr. Kataria parte de la premisa de que todo el mundo puede reír sin necesidad de oír chistes o de atender sesiones de comedia, con la finalidad de reducir los niveles de estrés.

La práctica de esta técnica combina ejercicios de respiración y de elongación con contracciones diafragmáticas rápidas de risa estimulada, aplausos y juegos simples de pantomima.

Esto proporciona el beneficio de una risa genuina desde el abdomen que ayuda a reducir el citado estrés, aliviar la tensión y mejorar el humor.

“Ya sea que riamos de verdad o que simplemente simulemos reír, nuestro cuerpo no reconoce la diferencia, obteniendo así los beneficios fisiológicos, bioquímicos y psicológicos, gracias a la secreción por parte del cerebro de endorfinas y otros químicos “del bienestar” durante el acto de reír”.

Durante la práctica, la risa se inicia como un ejercicio grupal y pronto se convierte en real y contagiosa, gracias al contacto visual y al cultivo de una actitud infantil y lúdica:

“En lugar de depender de tu humor o reírte de algo que te parezca gracioso, te comprometes a reírte diariamente y enseñarle a tu cuerpo y a tu mente a reírse cuando se lo ordenes. El Yoga de

la Risa relaja la mente por lo que puede considerarse una forma de meditación”.

Y como en muchas escuelas de yoga, aquí también hay un mantra que se canta al ritmo de la respiración profunda: “jo, jo, ja, ja, ja”. Simple, pero efectivo.