Pitta Dosha: distribuyendo el fuego vital

El Ayurveda establece que “en el espacio donde la mente y el cuerpo se encuentran, el pensamiento se transforma en materia; es en ese punto donde se hallan los tres principios gobernantes o doshas, responsables de todas las actividades físicas y mentales del cuerpo”

Pitta Dosha: distribuyendo el fuego vital
Pitta Dosha: distribuyendo el fuego vital (Especial )

Ciudad de México

Para la medicina tradicional hindú, la enfermedad se produce cuando una o más de las doshas o humores vitales del cuerpo entran en desbalance. Cuando vata dosha está desequilibrada, aumenta el catabolismo, o el proceso de desasimilación, porque el exceso de aire apaga el fuego de la combustión del cuerpo o metabolismo de pitta dosha, lo que conduce al deterioro y decadencia. El desequilibrio de kapha dosha produce un exceso de asimilación —anabolismo— que origina el crecimiento de órganos y tejidos, dando como resultado la obesidad. De esta forma, las tres energías sutiles rigen todas las funciones metabólicas del cuerpo.

Así que después de analizar la semana pasada Vata Dosha, o el humor vital compuesto por éteraire y rajas o movimiento, hoy es el turno de hablar de Pitta, la segunda Dosha, el principio de transformación, integrada por los elementos fuego-agua y por la cualidad sutil de satwa o equilibrio.

MENTE ILUMINADA

La segunda dosha está asociada principalmente con la digestión, pero también con los sistemas enzimático y endócrino. Su función, como explica ekhartyoga.com es la digestión de los nutrientes que se transforman en energía para la función celular. La traducción literal de Pitta es “lo que cocina” y está más relacionada con el elemento fuego, pero la naturaleza líquida de las sustancias que transfiere y metaboliza constituye el elemento agua.

El sistema digestivo controla, a través del fuego, los procesos de digestión física y mental al transformar y asimilar en todos los niveles desde alimentos hasta ideas. A nivel mental, según apunta adharayoga.com, gobierna la razón, la inteligencia y la comprensión, es decir, la capacidad iluminadora de la mente, la cual puede percibir, juzgar y discriminar gracias al fuego de Pitta.

Las características de esta dosha incluyen calor, luz, intensidad y fluidez. Sus cualidades físicas están relacionadas con la piel grasa, los ojos brillantes y una construcción de tamaño medio con el peso promedio. Los Pittas se irritan fácilmente cuando hace calor y prefieren climas más fríos. Tienden a transpirar fácilmente, incluso en los meses de invierno.

“Los ojos, la piel, el hígado, el cerebro y el intestino delgado son gobernados por esta dosha. Algunos desequilibrios comunes que pueden manifestarse en un pitta son: infección, inflamación, erupciones cutáneas, acidez y fiebre. Un pitta psicológicamente desequilibrado puede tener sentimientos de ira, miedo, odio y celos. Son propensos a trastornos mentales como la ira incontrolable, la ansiedad y el perfeccionismo patológico”.

YOGA PARA PITTA

La energía pitta se caracteriza por ser la que empuja hacia delante de manera impulsiva. El exceso de pitta se reduce practicando sin esfuerzo, sin marcarse ningún objetivo, trabajando al 75% de nuestra capacidad, de acuerdo con la Fundación El Arte de Vivir: “mantenemos las posturas por más tiempo para reducir pitta. Vamos más despacio. Doblarse hacia delante y torsiones son muy efectivos para reducir el exceso de pitta o aumentarla cuando está baja”.

Enfriar y equilibrar

Hablando de yoga, los individuos pitta tienden a preferir posturas físicamente exigentes y dinámicas, sin embargo, a este tipo energético le vienen mejor posturas que lo equilibren y lo enfríen.

Asanas que promuevan la apertura del corazón y una clase no competitiva, como idealmente tendrían que ser todas las clases.

Es importante trabajar el área abdominal, por lo que giros como Ardha Matsyendrasana o Medio Señor de los Peces, les traen equilibrio.

Todas las flexiones hacia delante y las posturas de apertura del corazón, como Dhanurasana o la Postura del Arco y Bhujangasana o Postura de la Cobra ayudan a disminuir y balancear pitta.

Mientras que el saludo al sol calienta, el Saludo a la Luna enfría por lo que es mejor esta última secuencia para los pitta.

Amargo sí, picante no

Debido al exceso de calor que hay en su cuerpo y en su sangre, a los pitta les conviene enfriar su sistema digestivo con alimentos crudos, ensaladas, evitando lo máximo las comidas muy calientes.

El sabor amargo le viene muy bien, así como el dulce y el astringente que le ayudará a regular su temperatura corporal. Debe evitar los sabores picantes, agrios y salados, así como las comidas demasiado grasientas y especiadas.

Aunque hace bien la digestión es preferible evitar las carnes rojas, ya que le dan calor, tendiendo hacia una dieta vegetariana.

Las hortalizas y legumbres les viene muy bien, y la pasta y el arroz les dará la energía que tanto necesita su actividad diaria.