El XXXV Torneo de la Amistad superó las expectativas

En entrevista con La Afición, Julio Medina, uno de los organizadores del evento, compartió su experiencia al participar en este certamen; afirmó que estará abierto a brindar ayuda a sus sucesores si así lo requieren

El XXXV Torneo de la Amistad culminó con éxito, pues superó las metas del año pasado y cumplió las expectativas bajo el lema "un solo equipo, una misma familia"
El XXXV Torneo de la Amistad culminó con éxito, pues superó las metas del año pasado y cumplió las expectativas bajo el lema "un solo equipo, una misma familia" (Cortesía)

Ciudad de México

A un par de semanas de que haya finalizado la trigésima quinta edición del Torneo de la Amistad en León, Guanajuato, Julio Medina, miembro del comité organizador del evento afirmó que esta competencia cumplió las expectativas y fomentó el deporte entre las familias, pues la respuesta del público fue más que positiva, 8 mil 263 atletas distribuidos en futbol, basquetbol, voleibol, atletismo y natación, entre otros deportes; una cantidad que superó las metas impuestas el año pasado.

“Básicamente una de las metas que nos propusimos en cuanto al número de gente, atletas, acompañantes y más; la meta era superar los 30 mil, fueron 35 mil los que estuvieron involucrados en el torneo”, dijo el organizador en entrevista con La Afición.

Medina destacó la importancia de esta competición para un buen desarrollo del deporte y la integración familiar, inculcando valores a los participantes y que continúe como un evento familiar.

“En el torneo lo que nosotros defendemos a capa y espada es que no deje de ser un evento familiar y  deportivo, donde se sigan inculcando los valores que se promueven. Dentro del torneo ya como tal elegimos el lema un solo equipo, una misma familia para poder relacionar esas dos virtudes (el deporte y la familia)”.

A pesar de que su tarea como organizadores culminó con este torneo en León, no cerró la puerta para apoyar a sus sucesores tanto en la logística y servirles de apoyo así como hicieron aquellos que los precedieron.

“No sabemos dónde va a ser la siguiente pero estamos abiertos a que de lo bueno y malo que hayan visto aquí haya retroalimentación”, finalizó Medina.