Su primer set

La selección varonil de voleibol tendrá la oportunidadde alcanzar el sueño de Río en el Preolímpico, aunqueluce complicado porque los rivales son competitivos

Tomás Aguilera (rojo), durante un partido
Tomás Aguilera (rojo), durante un partido (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

El equipo mexicano de voleibol de sala nunca ha calificado a unos Juegos Olímpicos, pero este fin de semana, en el Torneo Preolímpico del área de Norceca en Canadá, el conjunto azteca saldrá con la ilusión de romper esa mala racha, para colarse dentro de los 12 equipos que participarán en la magna justa.

“Norceca es una área muy competida, con alto nivel mundial, por eso nunca hemos obtenido una clasificación a Juegos Olímpicos y solo hemos estado en ese evento cuando México fue sede en 1968”, declaró el jugador Jorge Quiñones.

En el evento, que se realizará a partir de hoy y hasta el 10 en Edmonton, el equipo nacional enfrentará, bajo el sistema round robin, a Canadá (10 del mundo), Cuba (15) y Puerto Rico (22).

En el ranking mundial, México ocupa el sitio 24, por lo que es el cuarto favorito para ganar este torneo y el boleto olímpico.

“Sabemos que no será una tarea nada sencilla, obviamente todos los equipos están preparados para buscar el pase directo que da este cuadrangular a Río de Janeiro y las dos plazas para el repechaje, somos conscientes que debemos hacer nuestro trabajo dentro de la cancha para obtener el resultado deseado”, señaló Quiñones.

“Primero nos toca enfrentar a Canadá, un equipo que nos ha derrotado en los últimos compromisos, pero tuvimos una buena actuación contra ellos en el Norceca del año pasado en Veracruz, por lo que debemos seguir con ese tipo de juego que nos resultó favorable para sacar el resultado, aunque ellos ahora estarán con su gente”, agregó el jugador.

El entrenador nacional, Jorge Azair, mencionó los puntos específicos que ha trabajado con el grupo, para enfrentar a los tres equipos a los que se medirá en este Preolímpico.

“Son diferentes estilos de juego, obviamente Cuba y Canadá son equipos de más bloqueo y más poder, pero hemos trabajado en la recepción y sobre todo en el servicio, con la finalidad de contrarrestar su alcance y su potencia con el saque. Debemos estar tocando lo más posible los balones en el bloqueo y en la defensa, para hacer puntos en el contraataque; mientras que la recepción y el ataque hay que mantenerlo estable, para tener posibilidades de mantener un marcador parejo”, explicó.

El coach añadió que de no conseguir el boleto a Río en este Preolímpico, la siguiente oportunidad estaría en el repechaje que se hará en Japón y en el continente americano.

 “Vamos a este torneo a ver si podemos dar la sorpresa, debemos tener paciencia, porque si el resultado no se llega a dar en los dos primeros partidos, tenemos que darlo todo en el tercer juego contra Puerto Rico para ganar y estar en el repechaje”, explicó.

“El segundo lugar iría al repechaje de Japón y ahí hay que enfrentar a equipos de Europa y Asia, por lo que sería muy difícil; en tanto, si quedamos en tercer lugar enfrentaríamos a Chile, tercer lugar de Sudamérica, y al segundo y tercer colocado de África, que son equipos difíciles, pero definitivamente no como los europeos, por lo que podemos pelear más el boleto en ese repechaje”, dijo.

La escuadra nacional está integrada por Pedro Rangel, Humberto Ceballos, Samuel Córdova, Daniel Vargas, Julián Duarte, Iván Márquez, Néstor Orellana, Gonzalo Ruiz, Esdras Salazar, Reynold Rangel, Jorge Barajas y Jorge Quiñones, todos ellos bajo el mando de Azair, quien regresó al equipo varonil, después de dirigir por un tiempo a la selección femenil.

“Me pidieron que regresara porque ya conocía a los muchachos y además me gustan los retos, en el equipo hay jugadores que jugaban desde el Mundial de Polonia, por lo que hay 50 por ciento nuevos y el otro 50 son gente de experiencia”, mencionó Azair. El conjunto nacional llegó a la ciudad de Edmonton el miércoles, después de una concentración en Monterrey.

“Es un equipo joven y renovado, el ambiente es bueno y hay mucha ilusión por saltar a la cancha y buscar ese boleto a Olímpicos, haremos nuestro mejor esfuerzo dentro de la cancha para hacer un buen papel”, concluyó Quiñones.