Triunfo de Perera en la corrida de aniversario

El coleta hispano demostró el buen momento por el que atraviesa en su carrera y suministró brillo a la celebración de los cincuenta años de vida de la plaza de toros Nuevo Progreso


Miguel Ángel Perera triunfa en la corrida de celebración de los cincuenta años de la plaza de toros Nuevo Progreso
Miguel Ángel Perera triunfa en la corrida de celebración de los cincuenta años de la plaza de toros Nuevo Progreso (Milenio)

Guadalajara

Miguel Ángel Perera, suministró brillo a la celebración de los cincuenta años de vida de la plaza de toros Nuevo Progreso. Y lo hizo con el lote que presentó mayores complicaciones a la hora de embestir.

El coleta hispano demostró el buen momento por el que atraviesa en su carrera, se le ve disfrutando lo que hace en el ruedo y logra conectar de inmediato con el tendido.

Con su primero, que resultó débil, a base de porfiar pisando los terrenos del toro, fue hilvanando pases que parecía no tener el toro. No fue una faena de lucha, fue un trasteo terso lleno de sapiencia. Media estocada en sitio bastó para que cortara la única oreja de la tarde.

Con el soso y descastado quinto de la tarde, prácticamente se inventó una faena. Engarzó pases, dejándole la muleta en la cara a su oponente, para obligarlo a seguir los vuelos del trapo rojo. Tenía tan sometido al de Santa Teresa, que en cuanto le alejaba la muleta buscaba las tablas. Su faena subió de tono al instrumentar el toreo en redondo por ambos lados, con dosantinas y largos pases de pecho remataba las series ante el contento de los cerca de cinco mil aficionados. Pinchó hasta escuchar dos avisos y aun así recibió gran ovación en el tercio.

El primer espada, Ignacio Garibay, con el único toro lidiado de Mimiahuapam, que lució un gran trapío, y fue ovacionado al salir al ruedo, realizó una faena de pases largos y templados, aprovechando la nobleza y el recorrido de Cincuentón. No cortó apéndice debido a que el astado tardó en doblas tras recibir una estocada perpendicular y delantera. Con una salida al tercio premiaron a Garibay y el toro escucho aplausos cuando durante el arrastre.

Con el cuarto, Don Nacho, que se comenzó a quedar a medio viaje, lo entendió bien Garibay, mostrando una gran faceta de lidiador. Pinchó antes de dejar una estocada entera desprendida, escuchando aplausos al retirarse al anillo. En este toro, el picador Erik Morales, realizó un soberbio puyazo que le valió una salida al tercio.

No fue la tarde de Diego Silveti, con los dos toros de su lote y un séptimo que regaló, estuvo empeñoso sin lograr conectar con el respetable.      

FICHA

Ganadería: se lidió un encierro terciado, compuesto de tres hierros del ganadero Alberto Bailléres. 1° de Mimiahuapam, 5° de Santa Teresa y el resto de Begoña. Que en términos generales les faltó transmisión, aunque cabe señalar que tuvieron nobleza.

Ignacio Garibay: entera perpendicular, al tercio; pinchazo y entera desprendida, ovación.

Miguel Ángel Perera: media en sitio, oreja; media estocada y dos golpes con la corta, dos avisos y al tercio.

Diego Silveti: entera desprendida, silencio; tres cuartos de acero y cinco golpes con el descabello, silencio; pinchazo y entera tendida, silencio.

MC