Tour de Francia planea dejar fuera a Froome

Según un medio inglés, el actual campeón de la competencia ciclista, podría quedar fuera de la misma en esta edición debido a su escándalo de dopaje

Chris Froome
Chris Froome (Reuters )

Ciudad de México

El Tour de Francia, la prueba ciclista más importante del calendario, considera dejar afuera de su próxima edición a Chris Froome, su actual campeón, si el caso de doping del británico no se resuelve de aquí al inicio de la carrera, el 7 de julio, afirmó hoy el periódico "Daily Mail".

El diario inglés, que cita fuentes anónimas, afirmó que la empresa Amaury Sport Organisation (ASO), que organiza entre otras pruebas el Tour, tiene poder para decidir quién participa en la prueba y, en esa medida, "no tiene intención de dejar (competir) a un corredor con una potencial violación antidoping".

Froome, de 32 años, dio positivo en un control el 7 de septiembre por el broncodilatador salbutamol tras una etapa de la Vuelta a España. El mejor corredor del último lustro ganó la ronda tres días después.

El británico negó haberse dopado y aseguró que la presencia de esos niveles prohibidos de salbutamol en su organismo era consecuencia de un medicamento que toma para el asma.

En la orina del líder del equipo Sky había 2.000 nanogramos de salbutamol en cada miligramo, cuando el límite permitido es de 1.000, la mitad.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ofreció al pedalista la posibilidad de demostrar su inocencia y no le aplicó de momento una suspensión provisional. Por ello, Froome puede seguir compitiendo mientras trabaja con sus abogados la estrategia de defensa.

El cuatro veces campeón de la ronda gala, jefe de filas del equipo Sky, reapareció el pasado febrero en la Vuelta a Andalucía, su primera carrera desde que la UCI reveló su caso.

Por lo pronto, Froome hará parte del Tour de los Alpes el 16 de abril y posteriormente quiere disputar el Giro d'Italia, que comienza el 4 de mayo en Jerusalén.

David Lappartient, presidente de la UCI, afirmó de su lado que no sabe habrá una decisión antes de la primera grande del año. Eso sí, expresó que corresponde más al organismo que preside, y no a los organizadores de las carreras, tomar una decisión.

"Creo que es trabajo de la UCI lidiar con este asunto, no de los organizadores de las carreras, pero algunos de ellos están preocupados por las consecuencias de esta situación para su carrera y se preguntan su tendrán que intentar rechazar a un corredor", expresó el dirigente francés.

"Esperemos que eso no pase y que esto sea resuelto pronto, de modo que los organizadores no tengan que hacer esto", añadió.