Tiger Woods ingirió cinco medicamentos al ser detenido

Un examen toxicológico reveló que el golfista había consumido THC y Vicodin, entre otros, tras su detención en el pasado mes de mayo

Los Ángeles

Un examen toxicológico difundido el lunes por medios estadunidenses revela que el golfista Tiger Woods había ingerido cinco medicamentos al momento de ser detenido a bordo de su coche a fines de mayo.

Según indicó ESPN, el ex número uno había consumido hidrocodona (que se vende bajo la marca Vicodin), hidromorfona (Dilaudid), alprazolam (Xanax), zolpidem (Ambien) y THC (tetrahydrocannabinol, uno de los componentes de la marihuana). Asimismo, puso en duda que Woods tuviera prescripción para todos los medicamentos, aunque señaló que la mariguana medicinal es legal en el estado de Florida.

El informe confirma la versión que Woods dio en su momento. El golfista fue arrestado hace más de dos meses por conducir bajo efectos de una intoxicación, después de que la policía lo encontrara dormido al volante de su coche cerca de su casa en Júpiter, Florida.

El estadunidense explicó entonces que su estado se debió a una "reacción inesperada" por haber ingerido medicamentos, pero se disculpó y asumió una "plena responsabilidad" por sus acciones.

Tras la divulgación del examen, el equipo de comunicación de Woods emitió un comunicado en el que ratificó que el golfista está recibiendo ayuda profesional para administrar los medicamentos que consume debido a sus dolores en la espalda y sus problemas de sueño.

"Como he dicho anteriormente, he recibido ayuda profesional para manejar mis medicamentos", fue citado Woods. "Me he dado cuenta de que ha sido un error intentar tratar mis problemas en la espalda y el insomnio sin asistencia médica. Siento que ahora estoy haciendo grandes progresos con mis médicos".

Campeón de 14 majors -el último en 2008-, Woods no juega un torneo desde comienzos de febrero en Dubái, donde se retiró tras la primera vuelta por sus continuos dolores en la espalda. Los problemas en esa zona del cuerpo obligaron al campeón de 79 torneos de la PGA a someterse a cuatro operaciones en el pasado.