Bach se lava las manos en caso de corrupción en Río 2016

El presidente del Comité Olímpico Internacional negó que exista "responsabilidad colectiva" por el escándadalo de los pasados Juegos Olímpicos, asegurando que se trata de los actos de una persona

Thomas Bach, presidente del COI
Thomas Bach, presidente del COI (AFP )

Lima, Perú

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, negó este lunes que haya existido "responsabilidad colectiva" en el escándalo por la votación para la elección de Río de Janeiro como anfitriona de los Juegos de 2016.

"No hay ninguna responsabilidad colectiva, porque son actos que ha cometido una sola persona que va en contra del interés de la organización", dijo Bach en una rueda de prensa en Lima, donde el COI confirmará a París como sede de los Juegos Olímpicos 2024 y a Los Ángeles en 2028.

La semana pasada, las autoridades brasileñas llevaron a cabo una gran operación contra Nuzman, presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB) y miembro honorario del COI, sospechoso de haber organizado la compra de votos para obtener la atribución en 2009 de los Juegos de 2016.

El dirigente alemán reiteró que el COI tomará acciones cuando su Comité de Ética reciba de parte de las autoridades brasileñas las pruebas sobre las sospechas que pesan sobre Nuzman.

"Nos encontramos frente a denuncias contra Nuzman y eso tiene que ser aclarado y luego se tomarán las acciones", reafirmó el titular del COI.

Al ser consultado sobre la imagen del COI tras el escándalo, afirmó que "ninguna organización del mundo es inmune a los problemas de credibilidad".

El miércoles, la 131 sesión del COI, definirá la doble atribución a París-2024 y Los Ángeles-2028 por primera vez en la historia.