Tienen altas expectativas

La federación y entrenadores nacionales ya analizaron el camino que tendrán los taekwondoínes en Río 2016 y consideran que hay posibilidad de presea para México

El equipo de taekwondoínes de México fue presentado esta mañana, previo al inicio de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.
El equipo de taekwondoínes de México fue presentado esta mañana, previo al inicio de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016. (Carlos Hernández Castrejón)

Ciudad de México

Los taekwondoínes mexicanos ya han comenzado a darse una idea del camino que deben enfrentar para ir en busca de la medalla en los Juegos Olímpicos de Río, esto debido a que los entrenadores ya han hecho un análisis de los rivales que deben enfrentar y donde mínimo necesitan vencer a tres para asegurar presea en la cita veraniega. “Puedo decir que apuesto por las cuatro categorías conforme al análisis de los entrenadores, esperamos cuatro medallas, el taekwondo no se viene de Río con las manos vacías. México está en condiciones de pelear podio, como es el caso de María Espinoza, quien enfrentará a una competidora de Filipinas, lo que augura buen inicio”, declaró Raymundo González, presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo. Iztel Manjarrez (-49 kg) y Carlos Navarro (-58 kg) comienzan la participación mexicana en Río, en la primera ronda se medirán a Rosa Keleku, del Congo, y Yousef Shrifa, de Libia, respectivamente.

Después Itzel, en la segunda etapa, esperaría a Brasil o Nueva Zelanda, y en semifinales se encontraría a la china Wu Jingyu (dos veces campeona olímpica). “Estoy trabajando fuerte y consciente de lo que vamos a enfrentar en Río. Las gráficas están muy bien y estoy muy segura de nuestra preparación”, mencionó Manjarrez. En tanto, Navarro, en la segunda ronda, esperaría al ganador del enfrentamiento de Brasil contra Israel y en semifinales se enfrentaría al iraní Fallah Farzan (actual campeón del mundo). “Mi primer rival es un competidor que utiliza la pierna izquierda delantera y cuando ataca se va mucho al frente, es decir no hace fintas, y eso yo lo puedo tomar como ventaja. Soy una persona que se fija en cómo se desenvuelve mi contrincante y en ese momento decido como atacarlo. Ya queremos que llegué el día de nuestra competencia y los cuatro tenemos posibilidades de lograr medalla”, dijo Navarro. Por su parte, Saúl Gutiérrez (-68 kg) hará su debut ante Temuujin Purevjav, de Mongolia. En la segunda ronda esperará a un rival español (campeón olímpico) o croata (campeón mundial 2007), mientras que en las semifinales existe la posibilidad de que enfrente al coreano Dae-Hoon Lee. “El ranking se olvidará y solo sirvió para colocarnos en la grá- fi ca, pero ya no lo tomamos en cuenta porque todos los atletas asumiremos cada pelea como la más importante. Es una división con muchos favoritos, pero sueño con el oro y para ganarla, debo derrotar a todos sin importar el orden”, dijo Gutiérrez.

Finalmente, María Espinoza (+67 kg) comenzará su camino hacia su tercera medalla olímpica ante Alora Eline, de Filipinas, y en segunda ronda pelearía ante una rival de Marruecos o República Dominicana, mientras que en semifinal es probable que se mida ante la estadunidense Jacqueline Galloway, y de pasar se encontraría en la final a la china Shuyin Zheng. “La diferencia en estos Olímpicos es que voy como número uno del ranking olímpico, pero todo puede pasar en el tatami, ya que cada combate es como una final y no me puedo confiar a que ya tengo el camino fácil a la semifinal porque también las otras competidoras buscarán avanzar en el torneo. Así, desde la primera ronda pelearé como si fuera la final”, declaró Espinoza. Las declaraciones del federativo y los atletas se dieron durante la rueda de prensa se realizada en un hotel de la Ciudad de México donde todos los entrenadores estuvieron presentes: Young In Bang, Young Sun Bang, Jesús Benito, Óscar Salazar y Alfonso Victoria, este último fue quien dio la explicación de este análisis y logística del equipo mexicano de taekwondo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Los taekwondoínes se irán el 24 de julio a un último campamento de preparación y el 5 de agosto regresarán a tierras mexicanas. Dos días después partirán a Brasil, donde María irá por su tercera medalla olímpica, mientras que los demás buscarán lograr un debut exitoso.