El taekwondo se ha vuelto poco atractivo

El entrenador Óscar Salazar describió que el uso de los nuevos petos ha disminuido la intensidad de los combates 

María Espinoza en los Juegos Panamericanos Toronto 2015
María Espinoza en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 (Mexsport)

Ciudad de México

El taekwondo actual ha dejado a un lado la espectacularidad para darle paso a lo estratégico, es decir, con la llegada de los petos electrónicos ahora los atletas buscan asegurar, con un mínimo contacto, los puntos necesarios durante los tres rounds de combate para ganarlo, por lo que ya evitan el golpe duro y el ataque aguerrido para lograrlo.

Esta situación la conoce a la perfección el ex taekwondoín y ahora entrenador nacional, Óscar Salazar, quien como atleta le tocó vivir dentro del tatami peleas con mayor ritmo y combatividad, pero ahora como coach tiene que adaptarse a las nuevas formas de conseguir los puntos, las cuales para él ya no muestran el realce que puede tener este deporte durante los enfrentamientos.

"Es natural que los tiempos cambian. Me he puesto a hacer combates con los chicos y me adaptó a lo que es, pero creo que un atleta debe entrenar de todo y no olvidar lo básico porque antes se trataba de pegar duro y psicológicamente te daba miedo. Un muchacho te llegaba y pegaba durísimo y ya no querías entrar a pelear, en tanto ahora son muchos toques, ya la fuerza de la patada se perdió", declaró Salazar. "Creo que se debe mezclar esa fuerza con la estrategia, aunque no me gusta tanto porque no es tan vistoso, hay muchas patadas a la cara pero muchos menos nocauts, que era lo de antes".

Un ejemplo reciente de esta falta de ritmo en los combates fue el Grand Prix final de la Ciudad de México, el cual se realizó a principios de este mes, donde más de 60 por ciento de las peleas se definieron en el punto de oro, luego que en la mayoría de los combates el parcial terminaba con 0-0, 1-1 o 2-2.

"No sé por qué será, pero siempre buscamos lo fácil. La intención de los petos electrónicos es muy buena porque fue evitar la manipulación de los resultados, antes era súper difícil ganarle a Corea y ahorita en la Copa del Mundo le ganamos en puntos y los hemos vencido en otros torneos porque ya no están los jueces interviniendo en esto. Por ese lado está bien, lo malo es que los petos electrónicos aún no tienen un nivel adecuado para nuestro taekwondo, pero hay gente que aún muestra destellos del taekwondo antiguo. También esta en nosotros educar a nuestros atletas que el taekwondo puede ser vistoso como antes", explicó el subcampeón olímpico en Atenas 2004.

María Espinoza es una atleta que ha vivido este proceso de cambio en el taekwondo, ya que antes de la llegada de los petos electrónicos se convirtió en campeona mundial y olímpica, pero al entrar los nuevos aditamentos a la sinaloense le costó mucho trabajo adaptarse a ellos, incluso llegó a perder muchos combates debido a que su rival sabía cómo meter los puntos sin hacer uso de la fuerza excesiva.

"Las rivales se cuidan más, por lo cual sí se ha perdido la espectacularidad y se ha hecho un poco aburrido, pero es parte de la estrategia. Entonces hay que adaptarse al sistema, el cual es más estratégico", dijo la taekwondoín.

La doble medallista olímpica (Pekín 2008 y Londres 2012 indicó que tras esa situación le gusta participar en la Copa del Mundo por equipos, ya que en ese sistema de competencia se puede competir con el taekwondo aguerrido. "Hay mayor combatividad en esa copa y hay mayor espectáculo, lo cual antes era así en la competencia individual", dijo María.