Ashley, una promesa

El taekwondo mexicano continúa desarrollando su semillero de atletas, por lo que constantemente surgen nuevas figuras. La chihuahuense Ashley Arana es una muestra de ello

Ashley Arana, taekwondoín mexicana
Ashley Arana, taekwondoín mexicana (Cortesía FMTKD)

Ciudad de México

Después de ganar de manera contundente en el Campeonato Nacional Juvenil de taekwondo, y así sumar su tercera medalla dorada dentro de la Olimpiada Nacional, la chihuahuense Ashley Arana siente que está lista para incorporarse a la selección mayor y así comenzar su camino rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

"Ya es la tercera medalla de oro en una olimpiada y la verdad me siento muy feliz ya que no lo haría sin mi familia, mis abuelos, hermanos, tíos y todas esas personas que me apoyan y sobre todo mi entrenador, quien me trajo a esto, así como el presidente de mi Asociación", declaró Arana, quien compite en la misma categoría de María Espinoza.

"Venimos pegando fuerte las nuevas generaciones y en el siguiente ciclo olímpico quiero estar en el Mundial de mayores y en los próximos Olímpicos en Tokio. Primeramente es lo que espero y lo que quiero, y si las personas que me apoyan como la Federación Mexicana de Taekwondo, lo siguen haciendo, seguramente estaré peleando un lugar para Tokio 2020", dijo.

Arana empezó a incursionar en eventos senior en este 2016 y fue finalmente en el Abierto de Alicante, España, donde logró su primer oro en la categoría mayor. Cabe recordar que la atleta como juvenil ha logrado la medalla de bronce en el Mundial junior realizado en Taiwán 2014, además en los Juegos Olímpicos de de Juventud en Nanjing, China, se quedó con el quinto sitio.

"Ya había ido a otros eventos de selección mayor este año pero no se me daba la oportunidad de una medalla, y si he tenido buenos resultados nacionales pero en internacionales no conseguía un oro, solo plata y bronces. Finalmente se logró un oro en España y estoy lista para lograr más y mejores triunfos", señaló.

Aslhey cuenta como fue que llegó a incursionar en el taekwondo: "En mi familia son muy deportistas y mi tío empezó a practicar este deporte y me llamo la atención, además era buena en el basquetbol pero escogí esta disciplina porque es donde destacamos más los mexicanos. También me gustó dar golpes aunque mi abuela estaba un poco asustada porque no le gustaba ver que nos pegaran pero cuando vio que también hacia lo mismo dijo esta bien. Ya cuando entré a selección nacional en el CNAR mis abuelos me apoyaron y nadie estaba en contra porque veían mi progreso".