A componer el camino del taekwondo

La gente que ha estado involucrada en el taekwondo mexicano considera que en este Mundial el nivel nacional fue exhibido y ubicado en su realidad.


Saúl Gutiérrez ganó bronce en el Mundial de taekwondo
Saúl Gutiérrez ganó bronce en el Mundial de taekwondo (Conade)

Ciudad de México

El taekwondo mexicano está en boca de los amantes de este deporte, pero ahora no por los buenos resultados, sino por lo sucedido en el Campeonato Mundial de Cheliábinsk, Rusia, donde solo ganó una medalla de bronce.

Reynaldo Salazar, ex entrenador nacional, considera que el conjunto tricolor no llegó con suficientes recursos tácticos, ni con un programa de entrenamiento adecuado para enfrentar la competencia.

“A pesar de que varios atletas están en los primeros seis del ranking olímpico su nivel fue exhibido en el Mundial” REYNALDO SALAZAR, Ex entrenador nacional.


“Estamos atravesando por una crisis en el taekwondo nacional, ya que hay buenos atletas, pero me sorprendió mucho que casi no tienen recursos tácticos y eso se da en los entrenamientos.

Por ejemplo, María Espinoza estuvo sin amplitud de movimiento y Saúl Gutiérrez debió aprovechar su estatura, pero no tenía esos recursos tácticos; afortunadamente ganó la única medalla, pero con mucha dificultad”, declaró Salazar.

Reynaldo, quien llevó a Óscar e Iridia Salazar al podio olímpico en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, señaló que este resultado también se debe a una falta de estrategia para encarar los eventos internacionales.

“Ahora con la tecnología en el peto y casco algunos recursos ya no te sirven, y tienes que aprender otros” EDNA DÍAZ, Ex taekwondoín mexicana.


“Los taekwondoínes se están engañando en ir a ganar Abiertos G-1 y cuando enfrentan este tipo de competencias los bajan de su nube, debemos buscar otro tipo de eventos donde los muchachos tengan fogueo internacional.

Además, los campamentos en Corea no dejan nada bueno, por qué no hacen una preparación de altura en La Malinche, en el Centro Ceremonial Otomí o en una parte árida, donde haya calor y hagan una dinámica específica para la competencia. Ir a Corea no deja nada nuevo, porque es ir a entrenar y no se modela realmente el tipo de combate del mexicano, hay que ir a Europa o con los de Irán”, explicó.

Además siente que debe haber un cambio de entrenadores en el conjunto nacional debido a que no le están aportando nada nuevo al grupo.

“Un atleta cuando se entrena bien tiene una inercia competitiva y si no se mantiene esa inercia el atleta decae, y al único que veo que puede aportar algo es Óscar Salazar, pero obviamente la interacción que ha tenido con los atletas es muy poca, apenas está conociendo a los muchachos y necesita rodearse de gente que sepa lo que es el entrenamiento de alto rendimiento.

Los coreanos ya tienen muchos años con el equipo y no fueron atletas de alto rendimiento”, recordó. Por su parte, Edna Díaz, quien fue campeona mundial en 2005, manifestó su preocupación después de lo que está viviendo el deporte de sus amores.

“Actualmente está muy fuerte el tema de la tecnología y los cambios en el reglamento, pero viéndolo objetivamente estuvieron lejos de tener una buena actuación; de estar en los primeros lugares como nación a caer hasta el lugar 20 del medallero general, eso no es positivo para el país.

No dudo de la capacidad de los muchachos, creo que nadie quiere ir a perder, pero sí habría que revisar a fondo qué está pasando, qué les falta, cómo está el cuerpo técnico y la misma administración interna”, manifestó Díaz.

La ex taekwondoín consideró que el fallo estuvo en el aspecto mental y estratégico de los atletas para enfrentar el evento mundial celebrado en Rusia.

“Algunos tendrán más recursos que otros, pero no creo que eso fuera fundamental para perder sus combates, ahí interviene mucho la parte mental y la estrategia con el coach, tan es así que vimos en el podio a países que antes ni siquiera pensábamos que podrían pasar la primera ronda o llegar a finales y sin muchos recursos.

Sinceramente espero que este Mundial quede en un mal recuerdo, que se aprenda de los errores y se puedan revertir estos resultados en los Panamericanos de Toronto 2015 y los Olímpicos de Río de Janeiro 2016”.