Sobresale el potosino Ricardo de Santiago

El segundo fue para el potosino Ricardo de Santiago quien se vio lucido con capa y banderillas

El novillero mexicano Ricardo de Santiago lidia su primer toro de la tarde, "Sibarita" de 386 kg
El novillero mexicano Ricardo de Santiago lidia su primer toro de la tarde, "Sibarita" de 386 kg (EFE)

Ciudad de México

Hecho insólito. El Juez Jorge Ramos regresó al mismo novillo dos veces tocándole tres avisos a cada uno.

Baja entrada que se vio afectada por el puente vacacional, una tarde que inició con sol transcurrió nublada y con viento.

Monumental Plaza de Toros México. 2° novillada sin picadores a quien por cierto, nadie los extrañó. Seis novillos de San Lucas con sangre pura proveniente del Encaste San Mateo criados por la Familia García Villaseñor. 1° con casta, desaprovechado. 2° fijo pero echaba la cara arriba 3° mereció mejor suerte 4° bueno, pero se acabó pronto 5° sin transmisión. 6° complicado de menor trapío.

Abrió plaza el colombiano Camilo Hurtado de la Escuela Taurina de Málaga, quien se vio a merced ante un novillo con raza que tuvo buen lado izquierdo y terminó arrollando más que embistiendo. Sudó para matar a su enemigo y recibió dos volteretas que afortunadamente no pasaron a más. Se retiró en silencio.

El segundo fue para el potosino Ricardo de Santiago quien se vio lucido con capa y banderillas. De muleta batalló más con el viento que con su enemigo al que pudo entender a pesar de que echaba la cara arriba al final del muletazo. Mostró valor sereno y dominante desarrollando la capacidad para pensar frente a la cara del novillo. Desafortunadamente no sabe matar y se tiró al encuentro sin vaciar con la muleta por lo que en cuatro ocasiones salió volando por los aires en cada una de ellas. Y en la última quedó inconsciente y fue llevado a la enfermería. Le sonaron los tres avisos. El juez Jorge Ramos avisó por el sonido local que debía matarlo el colombiano Hurtado quien tampoco pudo hacerlo y lea bien lo que le digo: El mismo novillo se le fue vivo a dos novilleros, quienes escucharon tres avisos cada uno. Según el Reglamento Taurino vigente en esta Ciudad en el artículo 71. VI. Es posible esta peculiaridad.

El tercer espada fue el francés Baptiste Ciss de la "Esculela Adur Afición" se topó con un novillo que lució raza y algunas de su condiciones donde poco pudo lucir. Su paso fue inédito dentro de esta plaza.

El cuarto correspondió a Sebastián Ibelles quien recibió de capa con poca fortuna. Saludó en el tercio Cristian Sánchez por su labor en banderillas. Con la muleta se mostró enterado y recibió una discreta ovación en el tercio.

Como fue anunciado en estos carteles de reapertura los novillos 5° Y 6° fueron para los triunfadores según un jurado integrado por algunas peñas taurinas que asisten a esta plaza, decidiendo que el quinto y el sexto fueran para fueran toreados correspondientemente por Ricardo de Santiago y Sebastián Ibelles.

Nuevamente el potosino Ricardo de Santiago mostró cualidades con la muleta por su aguante aunque volvió a tener serios problemas con los aceros hasta escuchar dos avisos

Y en el que cerró plaza para Ibelles fue lamentable ver a las cuadrillas tener tantos fallos con las banderillas. Se mostró valeroso y tratando de cubrir el expediente con garbo y personalidad.

Los dos novilleros que destacaron, de Santiago e Ibelles requieren más rodaje para regresar a esta plaza que hoy se mostró un tanto desangelada por la serie de inconvenientes que se presentaron.