Corro porque me gusta y quiero ir a los Olímpícos: rarámuri

Hermilo empezó a correr de manera “profesional” a los 8 años y por gusto desde que aprendió a caminar. Hoy, cada que recibe su plan de entrenamiento por correo, tiene en mente las olimpiadas de Tokio 2020.

Ciudad de México

Hermilo García Carrillo, de 20 años, corrió este fin de semana 10 mil metros en 31.24 minutos. Para cualquier mortal este tiempo es inalcanzable, pero para este rarámuri de Norogachi, comunidad de Guachochi, en Chihuahua, sólo es parte de su preparación para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

Su meta es llegar a la capital japonesa corriendo 10 kilómetros en no más de 28 minutos. Menos de 2.8 minutos por kilómetro. Aunque este tiempo no le aseguraría un lugar en el podio olímpico -desde Atlanta 1996 los ganadores de la prueba cruzan la meta apenas por encima de los 27 minutos- Hermilo confía en que éste sólo será el inicio de su trayectoria olímpica.

TE RECOMENDAMOS: El niño rarámuri que busca seguir los pasos de Silvino Cubesare

En 2013 Hermilo conoció a Carlos Ortega, el director técnico del programa de atletismo de la Fundación Telmex,  y después de varias pruebas fue seleccionado por la fundación de Carlos Slim para apoyarlo y convertirlo en un atleta nacional.

A cuatro años del encuentro, el joven rarámuri que quiere ser licenciado en Educación Física ha disminuido casi nueve minutos su tiempo en los 10 mil metros planos. Fue campeón de la Olimpiada Estatal en 2015 y 2016, además de triunfar en campeonatos estatales de atletismo y diversas carreras de 21 y 10  kilómetros.

Hermilo dice que empezó a correr de manera “profesional” desde los ocho años y por gusto desde que aprendió a caminar. Hoy corre con las olimpiadas en la mente y para lograrlo todos los días entrena después del Telebachillerato. Sigue las instrucciones de Carlos Ortega, quien le envía sus entrenamientos por internet para que él, después de la escuela, cambie sus huaraches por los tenis que lo habrán de llevar a Tokio.

"Yo corro porque me gusta correr, porque quiero llegar a las olimpiadas", dice sonriente.

Rarámuris en la ciudad

Este domingo Hermilo ganó la primera edición en la Ciudad de México de la Carrera Tarahumara organizada por The Home Depot y la Fundación Tarahumara José A. Llaguno en beneficio de más de 9 mil rarámuris que forman parte de esta comunidad indígena.

Él, su papá, su hermano (quien llegó en segundo lugar) y otros 27 integrantes de esta etnia encabezaron la carrera en la que participaron 3 mil personas.

Fue su primera vez corriendo en la Ciudad de México y aunque pensó que la competencia sería más complicada, por la altura del la capital del país, los 12 grados que marcaba el termómetro a las 7:00 de la mañana en el Bosque de Chapultepec fueron una bocanada de aire fresco para este corredor acostumbrado a los 35 grados que normalmente suda en sus entrenamientos en Guachochi.

Sobra decir que en ambas categorías, los incansables rarámuris se llevaron los tres primeros lugares.

MCM