Quidditch para ‘muggles’

Desde el año 2005, el deporte del mundo mágico de Harry Potter fue adaptado a la vida real por estudiantes de Estados Unidos; en México llegó hace dos años

Juego de quidditch entre México 260* y 130 Cataluña
Juego de quidditch entre México 260* y 130 Cataluña (Tomada de Facebook @QuidditchMx)

Ciudad de México

Para la escritora británica J. K. Rowling, creadora de la exitosa serie de libros 'Harry Potter', la palabra 'muggle' era asignada para todos aquellos seres que no tuvieran alguna habilidad mágica, y dentro de ese mundo de fantasía también existía un deporte llamado quidditch, el cual, a 19 años de haber nacido en el primer libro, ha sido adaptado al mundo real, por 'muggles'.

Ariel Heiblum, un joven mexicano de 25 años nacido en California y criado en Miami, tuvo la oportunidad de conocer el quidditch adaptado cuando estudiaba en Texas, como cualquier fan del joven con cicatriz en forma de rayo en la frente, Heiblum no dudó en practicar este deporte y traerlo a México para formar una liga que, hoy en día, cuenta con cuatro equipos oficiales.

"Yo comencé el quidditch en la universidad, estudié en Texas, en Rice University, y ahí fue que conocí el deporte, me encantó, hice amigos muy cercanos y cuando regresé a México dije 'debería haber quidditch en México también' y me encontré con otro chico y con otro tercer chico iniciamos en la Ciudad de México, conocimos a diferentes personas, acudimos a clubes de fans buscando gente más atlética interesada en buscar otros deportes", contó Ariel desde Alemania, donde se lleva a cabo el Mundial de quidditch a La Afición.

La historia de este deporte es joven, pues se remite al año 2005, cuando en Estados Unidos un grupo de jóvenes decidieron practicarlo volviéndolo rápidamente popular en dicho país; era cuestión de tiempo para que México se contagiara de esta fiebre. Actualmente se juega en Inglaterra, Canadá, México, Australia, entre otros.

"En el 2005, unos chicos de una universidad de Estados Unidos decidieron que querían intentar adaptar el juego fantástico se Harry Potter a la vida real, entonces se inventaron las reglas, lo jugaron y les resultó divertido, fue así como fue creciendo dentro de su escuela y lo llevaron a otras hasta que llegó el punto en el que se jugaba en muchas universidades de Estados Unidos".

"En México inició, técnicamente, en el 2012, es cuando el primer equipo se formó en Tijuana por su cercanía con California, pero no explotó por completo en México hasta hace dos años, en el 2014. Actualmente hay cuatro equipos oficiales: en la Ciudad de México, uno en Toluca, uno en Querétaro y en Tijuana; hay otros equipos que no pagan cuota pero que están en crecimiento", señaló Heiblum.

Hoy Ariel es el asesor técnico de la selección mexicana que compite en el Mundial de quidditch de Alemania, donde ha asegurado que de ninguna manera es requisito haber leído los libros o ver las películas de Harry Potter para poder ser admitido en algún equipo.

LAS REGLAS

Entre las peculiaridades que existen en este deporte, destaca que es obligatoriamente mixto, por lo que cada equipo, conformado por siete jugadores, "debe tener máximo cuatro integrantes del mismo sexo".

Las posiciones son cuatro: cazadores, guardián, golpeadores y buscador. Todos ellos juegan con un palo entre las piernas "para darle ese toque de dificultad al juego" y las pelotas son la quaffle, la bludger y la snitch.

Los cazadores deben pasarse la quaffle (pelota de voleibol desinflada) entre sí hasta llegar a los tres aros del equipo rival, su obligación es meter la pelota entre los círculos y generar puntos para su equipo. Cada gol tiene un valor de 10 puntos.

El guardián es una especie de portero. En Harry Potter fue desempeñado por Ron Weasley, uno de los personajes principales de la historia. Su labor es evitar que los cazadores del equipo rival anoten en los aros que él defiende.

Los golpeadores (los gemelos Weasley en Harry Potter) deberán lanzar una pelota para hacer contacto con los cazadores del equipo rival, si éstos son alcanzados, según revela Ariel Heiblum, deberán dejar su escoba justo en el lugar donde fueron impactados, correr hacia sus aros, tocarlos y volver a su escoba para poder volver al juego.

Por último está el buscador, posición desempeñada por el propio Harry Potter en los cuentos de J. K. Rowling, su labor es esperar un periodo de juego para poder atrapar la snitch, que en este juego es una persona vestida de amarillo con una pelota de tenis dentro de un calcetín colgando de su cadera. Si el buscador logra hacerse con dicha pelota, su equipo gana 30 puntos (en la versión adaptada) y el juego termina.