Psycho Clown y La Máscara buscan que no vuelva la maldición de los Alvarado

Ambos gladiadores encabezan los magnos eventos de sus respectivas empresas con luchas de apuesta

La Máscara y Psycho Clown
La Máscara y Psycho Clown (CMLL / Triple A)

Ciudad de México

Provenientes de la familia más grande de luchadores en activo, Psycho Clown y La Máscara tendrán duros enfrentamientos en el evento estelar de sus respectivas empresas, sin embargo tienen un factor en contra que buscarán romper: La mayoría de los luchadores de su dinastía perdieron la incognita.

El 'Totalmente Payaso' protagonizará un máscara contra cabellera ante Pagano en Triple A, rivalidad que incluso llegó a los golpes hace unas semanas en plena conferencia de prensa.

Por su parte, 'La elegancia del 6x6' se metió en una guerra contra la familia Muñoz. Su reto era directo para Rush o Pierroth Jr., sin embargo el que dio la cara por la dinastía fue el menor: Dragon Lee.

Brazos vs Villanos

La rivalidad data de los gloriosos años 80 en el toreo de Cuatro Caminos, en aquella empresa se dio la popularidad de las tercias, destacando de entre todas un par: Los Brazos y los Villanos.

El auge de estas dos familias fue tanto que la rivalidad creció y cada que se enfrentaban en un cuadrilátero las máscaras terminaban rotas y bañadas en sangre, por lo que en 1988 se dio el duelo por las tapas.

El público que asistió a la Monumental de Monterrey fue testigo de la caída de las máscaras de Brazo de Oro, Brazo de Plata y El Brazo, luego de una sanguinaria lucha en la que quedaron al final Villano I y Brazo de Oro.

Entonces culminó la rivalidad, revelando los nombres de Jesús, José y Juan Alvarado Nieves, los 'Mosqueteros del diablo'.

Los nuevos Brazos

Los hermanos menores de la familia Alvarado optaron por enmascararse y luchar como Super Brazo, Brazo Cibernético y Brazo de Platino, subiendo al encordado juntos en 1992 para la empresa UWA.

Durante la instancia de Super Brazo en el Consejo Mundial de Lucha Libre, se enfrascó en una rivalidad con Mister Niebla, a quien enfrentó en duelo de apuestas el 16 de julio de 1995, dejando al descubierto el nombre de Martín Antonio Alvarado Nieves.

Brazo Cibernético fue uno de los luchadores que partieron a Triple A cuando ésta se formó. Sus presentaciones fueron usualmente en la filial de la 'Tres veces estelar' conocida como Promo Azteca.

En esta empresa comenzó una rivalidad con Tauro, personaje ante quien dijo llamarse José Aarón Alvarado Nieves, perdiendo su lucha de apuesta el 3 de agosto de 1997. El gladiador falleció dos años después.

Por su parte, Brazo de Platino entregó la capucha el 11 de junio de 1995 ante Takeda en la arena el Tapatío de Ciudad Juárez, Chihuahua.
Sin embargo, el gladiador volvió a usar la máscara desde 1999, cuando ingresó a las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre y volviendo a perderla tan sólo un año después contra Olímpico en Cuernavaca, Morelos. Su nombre de pila es Daniel Alvarado Nieves y fue el último de los hermanos en caer en un duelo de apuestas.

La maldición se rompe por primera vez

Con el tiempo llegó la tercera generación de la familia Alvarado. El primero en enfrentarse a una lucha de apuestas fue el hijo del Brazo de Oro, conocido en el pancracio como La Máscara.

El 17 de junio de 2011, en el evento llamado "El juicio final", el 'papi de papis' enfrentó a Averno en el encordado, esperanzado en no ser una víctima más de la maldición de la familia.

El heredero del Brazo de Oro tuvo que venir de atrás aquella lucha, pues en la primera caída fue golpeado por Averno con un objeto metálico que lo dejó ensangrentado y condicionado casi el resto de la lucha.

Luego de dividir las primeras dos caídas, La Máscara sacó el orgullo y logró aplicar a su rival la "Campana" llave que lo ha caracterizado hasta la actualidad, arrancando la rendición de Averno y rompiendo la maldición.

Hay seguridad de salir avantes

Durante la presentación de la cartelera para el 83 aniversario de la lucha libre en México, La Máscara dijo no temerle a la maldición de los Alvarado y que aún perdiendo la capucha, seguirá cazando uno por uno a los integrantes de la familia Muñoz.

"Es un orgullo que los Alvarado encabecemos las fiestas de nuestras empresas, estoy confiado en que mi primo y yo vamos a salir con la mano en alto", asegura La Máscara para Milenio.

Será una semana explosiva para los aficionados de la lucha libre. Cuando la campana suene el 28 de agosto y el 2 de septiembre no habrá marcha atrás y los gladiadores tendrán que defender el orgullo de la dinastía Alvarado.