Un proyecto desordenado

El Plan Nacional de Marcha, que arrancó ayer, inició a medias ya que no todos los atletas que debían entrenar se dieron cita, además, las autoridades deportivas no han cumplido lo que prometieron.

Ciudad de México

El disparo de salida se dio y el Plan Nacional de Marcha arrancó más lento de lo que se esperaba, aunque como en toda competencia, hay tiempo para mejorar el paso. Con algunos desórdenes, pero con la esperanza de los entrenadores de que irá mejorando el paso, comenzó el proyecto que busca sacar del bache en el que se ha encontrado esta disciplina en México.

Después del mal resultado que tuvieron los marchistas mexicanos en el Mundial de Atletismo de Rusia del 2013, la Conade y la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo decidieron cambiar la forma de trabajar de la selección y el nuevo proceso arrancó ayer después de horas de convencimiento a entrenadores y andarines, de los cuales la mayoría aceptó el cambio.

El proyecto divide a los atletas en tres grupos con entrenadores específicos: 20 kilómetros varonil con Bernardo Segura, femenil con Ignacio Zamudio, y 50 kilómetros varonil con Raúl González.

“Sabemos que hay mucha resistencia de ellos (entrenadores y atletas) que por muchos años se han adaptado a un modelo de entrenamiento con entrenadores personales y ahora se resisten a ese cambio. Se entiende que lo primero que debe de haber es comunicación y confianza, pero los muchachos tienen miedo a algún cambio brusco de modelo de entrenamiento. Somos nueve marchistas y creo que eso es suficiente, pero vamos a esperar esta semana a que se integren más”, declaró Bernardo Segura, quien junto a Pedro Aroche se harán cargo del equipo de 20 kilómetros varonil.

El lunes 24 en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) era la cita de los marchistas de 20 kilómetros varonil, quienes se trasladarían a trabajar en el Desierto de los Leones. Por su parte, los atletas de 50 kilómetros tuvieron sesión en el CDOM, mientras que la rama femenil de 20 km trabajó con pocas atletas en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR).

De todos los grupos, solo los dirigidos por Raúl González comenzaron a trabajar sin complicaciones ya que los pupilos de Segura, Isaac y Ever Palma, se quedaron sin transporte para ir al Desierto, por lo que entrenaron en el CDOM, mientras que las mujeres aún no se presentó todo el equipo a pesar de que ya firmaron la carta compromiso por parte de la FMAA.

“En el Desierto de los Leones y se presentaron muy pocos, entonces el profesor Pedro Aroche indicó que hay que darnos tiempo. Algunos atletas siguen en provincia y tenemos que hacer los trámites nosotros como entrenadores para concentrarlos en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano, en la mañana estuvieron mis atletas esperando el transporte pero se canceló e ignoro porque ya que no debe de haber complicaciones para poder tener una buena preparación”, mencionó Segura.

Por su parte, Zamudio entrenó solo con el grupo que ha tenido en el CNAR, donde solo está Yanelli Caballero. Además, también espera el apoyo de la Conade en el pago de transporte para salir a hacer trabajo en carretera.

“No he recibido a nadie de las que estaban convocadas. Guadalupe González y Rosalía Ortiz fueron claras en pensar si aceptaban integrarse, mientras que Alejandra Ortega está aparentemente en stand by por una lesión y ahora está en rehabilitación. En tanto, Mónica Equihua está en proceso de recuperación. Mañana (hoy) iremos al Desierto de los Leones a entrenar, pero aún no llegan los apoyos de Conade y ya arrancó el programa. Esperamos que no se quede en promesas ya que desde el 2008 hemos tenido que solventar gastos de transporte como gasolina y pago al chofer que van de los 500 a los mil pesos por día”, mencionó el entrenador Ignacio Zamudio.

Mientras tanto, los andarines que por cuestiones personales o por falta de convencimiento no aceptaron ser parte del proyecto continúan su entrenamiento normal.

“No estoy dispuesto a cambiarme de entrenador porque las personas que la federación está imponiendo como entrenadores no son las idóneas y no sé en que se hayan basado. La única forma de que yo acepte entrar al equipo es que se le incluya a mi profesora Graciela Sánchez porque ha demostrado que ha dado resultados. Me arriesgaré a no contar con apoyos, pero lo bueno es que no me quitaron la beca de Conade, además tengo el apoyo del Ejército Mexicano donde recibo un sueldo y una beca del Estado de México”, señaló Omar Segura, quien está clasificado a la Copa del Mundo.

Así, dio inicio este sistema de entrenamiento, el cual se busca que sea similar a lo que implementó el polaco Jerzy Hausleber y que fue la causa de nueve medallas olímpicas y cinco mundiales.

“Al menos en 50 kilómetros no hubo ningún problema para entrenar en conjunto, un requisito indispensable para que el proyecto funcione y se tenga el apoyo económico y multidisciplinario”, mencionó Raúl González.  

El dato

José Leyver tampoco firmó la carta compromiso, ya que en este momento tiene problemas personales con Raúl González.

Los que se dieron cita

            Equipo 20 km varonil

            Tadeo Vega

            José Leyver

            Luis Amauri

            Alejandro Rojas

            Isaac Palma

            Éver Palma

            50 km varonil

            Cristian Berdeja

            Clemente García

            Horacio Olivares

            20 km femenil

            Yanelli Caballero