Ya hay pronóstico de medallas para Río 2016

La Jefatura de Misión pronostica que la delegación mexicana tendrá una cosecha de cinco a siete medallas en los Olímpicos de Río de Janeiro, las cuales podrían caer en seis disciplinas


Los clavadistas Germán Sánchez e iván García debutaron en Londres 2012 y lograron medalla olímpica
Los clavadistas Germán Sánchez e iván García debutaron en Londres 2012 y lograron medalla olímpica (Mexsport)

Ciudad de México

Mientras el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, y el director de la Conade, Alfredo Castillo, no han aventurado un pronóstico sobre las medallas que se pudieran lograr en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la Jefatura de Misión ya ha hecho un análisis de los 124 deportistas que asistirán a la justa brasileña y han llegado a la proyección de que México conseguirá de cinco a siete preseas.

 “Es algo que todos quisiéramos saber, y a quién colocársela, pero eso es realmente complejo ya que cada uno de los deportistas a los que se van a enfrentar tienen el mismo objetivo. Sin embargo, pensamos que de cinco a siete medallas pudiera ser el número al que aspiramos en Río de Janeiro, y quisiera decir que las tenemos en la bolsa, pero todavía falta que se compita”, declaró Mario García, jefe de Misión de la delegación mexicana que asistirá a la magna justa.

Los deportes que lograron presea en la pasada edición de Londres 2012: futbol (oro), clavados (dos platas y un bronce), tiro con arco (una plata y un bronce) y el taekwondo (un bronce), son las disciplinas que tienen mayor probabilidad de conseguir medallas en Río, según la Jefatura de Misión, además de otras dos actividades.

“Seguramente, los deportes que son los pilares en nuestro país son tiro con arco, clavados y taekwondo, y son los que obtendrán la presea. Además del futbol, triatlón y caminata, y ya con eso ya les estoy metiendo presión a los deportistas. El futbol tiene como antecedente la medalla de oro en Londres 2012, obviamente queremos lo mismo de este deporte y es donde la sociedad será muy demandante”, explicó.

 La historia y el desempeño competitivo actual de los atletas habla del porqué estos deportes son considerados como la máxima esperanza para subir al podio. Los clavados son el deporte que más metales le ha aportado a México en los Juegos Olímpicos, con 13 (un oro, seis platas y seis bronces), y en Londres 2012 logró tres, una plata por conducto de de Paola Espinosa y Alejandra Orozco y otra con la pareja conformada por Germán Sánchez e Iván García, ambas en plataforma sincronizada; además de un tercer lugar de Laura Sánchez en el trampolín individual.

Para Río de Janeiro participará una selección integrada con juventud y experiencia, y la mayoría de los atletas que subieron al podio hace cuatro años estarán presentes. El taekwondo desde que se convirtió en deporte oficial en Sídney 2000 ha subido al podio en todas las ediciones, para así lograr seis (dos oros, una plata y tres bronces).

En Río, la delegación contará con María Espinoza, quien estará en sus terceros Olímpicos y llegará como la máxima favorita en su categoría. Además estarán Itzel Manjarrez, Carlos Navarro y Saúl Gutiérrez, quienes atraviesan su mejor desempeño deportivo.

En tanto, el tiro con arco se ha convertido en un deporte fuerte para México, tras el despunte que tuvo en Pekín 2008, donde Juan René Serrano obtuvo el cuarto sitio. Cuatro años después esta disciplina subió por primera vez al podio y lo hizo en dos ocasiones tras lograr la plata y el bronce.

La fi gura en Río es Aída Román quien en este ciclo olímpico ha subido a distintos podios internacionales. El atletismo es el tercer deporte que le ha aportado mayor número de medallas a México, con 10 (tres oros, cinco platas y dos bronces) pero desde que Ana Guevara se colgó la plata en Atenas 2004 ha escaseado su aportación.

 Sin embargo, la esperanza es la marchista en 20 kilómetros, Guadalupe González, quien ha subido al podio en cada uno de los eventos donde se ha presentado, y recientemente fue en la Copa del Mundo en Roma al lograr la plata, por lo que los reflectores están en ella para que el atletismo regrese al podio, y en específico que la marcha vuelva a tener un metal olímpico, ya que Sídney 2000 fue la última ocasión; esta prueba ha aportado las nueve preseas olímpicas restantes.

En el triatlón, Crisanto Grajales es la fi gura a seguir y quien podría dar la sorpresa para que este deporte aporte su primera medalla olímpica a la representación nacional. El atleta se ubica ahora en el octavo sitio del ranking mundial y en la Serie Mundial de Yokohama, en mayo, se colgó la medalla de plata, la cual fue la primera que consigue nuestro país en este serial.

Finalmente, el futbol fue quien aportó el único oro para México en la edición anterior, además, los jugadores Sub 23 suelen destacar constantemente en eventos internacionales, por lo que son una buena apuesta para medalla en Río de Janeiro. “Si todo marcha bien y salen en el mejor momento, junto con la preparación que tuvieron ya hace muchos años, tendrán la posibilidad de subir al podio”, mencionó García. “En fin, cuando el deportista asiste a los Olímpicos va con la intención de ganar, ya que nadie va con la idea de adquirir experiencia, eso lo obtuvieron en otros eventos y aquí van con la búsqueda de una victoria”.