Cínico excluir a paralímpicos rusos: primer ministro

Dmitri Medvedev dijo que dejar fuera a los deportistas paralímpicos es una decisión triste para el deporte, además de estar acompañada del deseo de excluir a los rivales importantes 

Dmitri Medvedev
Dmitri Medvedev (Reuters)

Moscú, Rusia

El primer ministro ruso Dmitri Medvedev calificó este martes de "decisión cínica" el rechazo por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) del recurso de los deportistas paralímpicos rusos suspendidos de los Juegos Paralímpicos de Río, entre el 7 y el 18 de septiembre, por un escándalo de dopaje.

"Excluir a los deportistas paralímpicos de Río-2016 es una decisión cínica motivada por el deseo de excluir a los rivales importantes", escribió Medvedev en su cuenta de la red social Twitter.

"Esta es una decisión doblemente cínica porque no hablamos de personas que se superan cada día. Es un golpe duro para todas las personas discapacitadas y, no solamente, para los rusos", agregó el primer ministro en otro mensaje colgado en la red social Facebook.

"Es triste para el deporte", aseguró Medvedev, quien afirmó que las revelaciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sobre un sistema de dopaje de deportistas organizado por las autoridades rusas fue "una política dirigida contra el deporte ruso, los deportistas rusos y Rusia como Estado".

"Algunos Estados y su instituciones políticas y deportivas buscan el tradicional enemigo y lo han encontrado, una vez más", prosiguió Medvedev.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) desestimó este martes el recurso presentado por el Comité Paralímpico de Rusia contra la decisión dictada por el Gobierno del Comité Paralímpico Internacional (CPI) el 7 de agosto.

"La decisión no está dentro del ámbito del derecho. Es más política que jurídica", declaró Mutko, en declaraciones recogidas por la agencia de prensa oficial rusa TASS, añadiendo que "no había ninguna razón para este rechazo".