Presidente del COI abre la puerta a videojuegos en los JO

Thomas Bach aseguró que el organismo está considerando que los juegos de consola pasen a ser disciplina olímpica, pero con la condición de que no promuevan la violencia

Thomas Bach, presidente del COI
Thomas Bach, presidente del COI (AP)

Pekín

El presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, destacó hoy en una entrevista para la prensa china que su organismo está considerando que los juegos electrónicos (e-sports) pasen a ser disciplina deportiva en los Juegos Olímpicos, pero a condición de que no sean violentos.

"Queremos promover la no discriminación, la no violencia y la paz entre los pueblos, algo que no se corresponde con videojuegos en los que hay violencia, explosiones y muertes, así que hay que trazar un límite claro", señaló en la entrevista Bach, quien visitó China este fin de semana.

El COI busca llegar más a la generación millenial acercándose a los juegos electrónicos, dado su estelar avance entre los más jóvenes, aunque lo hará con precaución, y por ello podría considerar videojuegos que reflejen deportes de la vida real como el futbol o el baloncesto, señaló Bach.

El sector de los e-sports es ya una industria que mueve miles de millones en competiciones mundiales, y ya estará presente, aún no se sabe si como deporte oficial o de exhibición, en los Juegos Asiáticos de 2018 y 2022.

China llegó a considerar incluirlos como disciplina en los Juegos Nacionales que se inauguraron ayer, domingo, en la ciudad de Tianjin (norte), y el COI también estudia esa posibilidad a largo plazo, aunque según Bach aún es pronto para tomar esa decisión.

"Es una industria con mucho éxito, pero todavía no está realmente organizada", subrayó Bach, quien indicó que los e-sports tendrían que estandarizarse en materias como la lucha antidopaje, los reglamentos técnicos o los deberes de los competidores contra sus rivales.

Bach viajó a China para conocer los preparativos para los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, asistió a la inauguración de los Juegos Nacionales y visitó en Hangzhou (este) la sede del gigante electrónico Alibaba, uno de los patrocinadores oficiales de los Juegos Olímpicos.