Increíble el jugar en el Frontón México: Portet

El  zaguero francés afirmó que haber participado en la temporada de reapertura del Palacio de la Pelota como pelotari novato se convirtió en una experiencia que marcará su carrera 

Portet, pelotari francés
Portet, pelotari francés (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

La reapertura del Frontón México no solo significó el abrirle la puerta a las estrellas del ahora, sino también para los que buscan ser las figuras del futuro, como el zaguero francés Portet, para quien debutar en el cuadro de pelotaris del Frontón México fue más que una experiencia.

"Ha sido increíble. Fue mi primera temporada como profesional, mi primer contrato, soy el más joven de todos, con 21 años, y ya he jugado contra los mejores del mundo, es algo inolvidable".

Portet contagia su emoción al hablar de sus vivencias en el Palacio de la Pelota. "No conozco bien la historia del jai alai en México, pero sé que es el frontón más grande del mundo, con una cancha de 62 metros y mucha velocidad, es difícil jugar para un zaguero porque si no tiene la fuerza no podrá sobresalir".

"Ésta es mi más grande oportunidad, tengo una suerte increíble de jugar en un frontón con tanta historia y quiero regresar, espero que me llamen. Para mí es mucha ilusión porque creo que respondí y al final jugué más estelares que primeros partidos".

EN PLAZALIBRE

Jerome Portet nació en Foix, Francia, una comunidad del sur francés a 2 horas del País Vasco.

"Comencé en la pelota a los 4 años de edad, pero en la modalidad de plaza libre, por influencia de mi padre -Henry Portet- que lo practicaba", recordó.

"En mi pueblo no había jai alai, pero cierto día vi por internet de qué se trataba este deporte, vi partidos y me gustó su velocidad, así que dije quiero jugarlo. Siempre fui bueno para los deportes, practiqué también futbol, rugby y basquetbol, pero me enamoré del jai alai y sabía que si quería jugarlo tenía que irme a Bayona. Lo hice a los 15 años donde compartía la escuela y el entrenamiento, tenía horarios para ensayar después de ir a la escuela y hoy es lo mejor que me ha pasado... es mi pasión".

Un año después, Portet se fue a vivir a Pau, Francia, donde radica y donde el jai alai es un reconocido deporte.

NO QUERÍA VENIR

El zaguero francés jugó como amateur en frontones de Pau, Biarritz, San Juan de Luz, Villenave-d'Ornon, Fontarrabie, Durango y Acapulco, y confiesa que al principio no tenía intenciones de venir a México.

"Fue complicado. Estudio Educación Física y Anatomía. Me faltan tres años de licenciatura y dos años de maestría y bueno también por la novia, pero cuando vi que todos querían jugar en el Frontón México después de estar cerrado 20 años, me sentí con la obligación de venir. Hoy estoy muy agradecido por la oportunidad. Si me llaman la próxima temporada y puedo terminar mis estudios aquí sería algo estupendo".

QUIZÁ ENDANIA

Al preguntarle si le interesaría jugar n algún otro frontón o en Estados Unidos, comentó: "El único que podría interesarme es Dania, pero no es mejor que el México. La afición de este país es única en el mundo. En Francia no hay apuestas y en Estados Unidos no tienen la misma pasión. Aquí salgo y hay muchos aficionados que me piden un autógrafo o tomarme la foto con ellos, definitivamente mi mayor interés es regresar y hacer otra temporada en México".

"SIEMPRE DÍ EL MÁXIMO"

Portet no tiene más que palabras de agradecimiento para México y así concluye: "Cuando llegué no era estelarista. Dos meses después el intendente Pedro Andrinúa me dio la oportunidad de jugar contra pelotaris como López, a quien antes solo veía desde las gradas, por eso me siento muy feliz. Regreso a Francia con muchos más logros de los que esperaba porque siempre di el máximo. Vine a pelear cada partido para ganar y me llevo muchas satisfacciones. Quiero lograr nuevos objetivos", concluyó.