Porristas norcoreanas sufrían esclavitud sexual, según desertor

El grupo de mujeres de animación que se presentaron los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, padecían este abuso, tal y como afirmó un músico militar que dejó el país hace 10 años

Las porristas de Corea del Norte asisten al encuentro de hockey entre República Checa contra Corea del Sur. REUTERS/Kim Kyung-Hoon
Las porristas de Corea del Norte asisten al encuentro de hockey entre República Checa contra Corea del Sur. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Ciudad de México

Un músico del ejército coreano, quien desertó de su país hace casi 10 años, afirmó que las porristas que se presentaron durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang sufrían de esclavitud sexual.

En declaraciones a BloombergLee So-yeon, quien huyó a Corea del Sur, dijo que el grupo de animación, conformado por cerca de 230 personas, todas ellas mujeres, tenían que realizar favores y actos sexuales a algunos políticos de este país.

“Puede parecer un espectáculo elegante por fuera. Sin embargo, también tienen que ir a fiestas y proporcionar servicios sexuales, ese tipo de dolor también sigue. Van a los eventos del partido del Politburó central y tienen que acostarse con personas allí, incluso si no quieren hacerlo”, dijo So-yeon a Bloomberg.

Por otro lado, Han Seo-hee, una exanimadora, quien también tuvo que dejar Corea del Sur, narró a la BBC el arduo trabajo físco e ideológico que tuvieron que pasar estas mujeres tres meses antes del arranque de la justa olímpica invernal.

“Nos dijeron que no deberíamos sorprendernos ni impresionarnos por el mundo desconocido y que no deberíamos olvidarnos de nuestro país de origen, ni siquiera por un minuto. No debemos olvidar que estamos allí para honrar al general Kim”, dijo Seo-hee al medio inglés.