Pato Martínez: "El cinturón viene a México"

El ex TUF latinoamérica 3, Alejandro Martínez, espera una pelea de pie ante Ottmar Azaitar por el título de las 155 libras de Brave CF, que se disputa este sábado en Baréin. Su plan es ganar y pedir su primera defensa en Guadalajara.

Masio Fullen y Alejandro 'Pato' Martínez
Masio Fullen y Alejandro 'Pato' Martínez (Especial)

Ciudad de México

Llega la segunda oportunidad para que un mexicano se corone campeón en la promotora Brave CF este sábado, cuando Alejandro ‘Pato’ Martínez se enfrente a Ottmar Azaitar, de origen marroquí, pero nacido en Alemania, por el título inaugural del peso ligero.

Martínez es originario de Puerto Vallarta, Jalisco, pero radica en Tijuana, donde entrena con el coach Raúl Arvizu del Entram Gym y ya se encuentra adaptado a los largos viajes que implica pelear en la compañía basada en el Reino de Baréin, pues ya ha acompañado a Masio Fullen en su esquina y debutó con victoria en Mumbai, India, para luego llevarse su segundo triunfo en Tijuana ante su ex compañero de generación en TUF Latinoamérica 3, Fabián Quintanar.

“Es la tercera vez que nos toca así el viaje, es la segunda vez en corte para mí. Entre la aclimatada y el jetlag ya nos acostumbramos desde la primera vez. En la India ya fue más fácil y ya es la segunda pelea del otro lado del charco”, explicó el jalisciense a La Afición.

En su esquina estarán esta vez el coach Arvizu y el propio Masio, quien ya peleó este año por el título de las 145 libras de la promoción. Fullen le ayudó a simular al rival, que tiene como principal virtud el striking.

“Es un peleador muy frontal, bravero, no tira patadas ni rodillas ni codos, muchos puños a lo cholo, de tantos volados que tira pega por ahí alguno. Como que sus contrincantes se ponen al tú por tú y no pelean inteligentemente, y de pronto los noquea, pero yo ya estoy más colmilludo”, agregó Martínez, quien también realizó sesiones de sparring con el boxeador tijuanense Jaime Munguía y en el gimnasio de su actual pareja Kenia Enríquez.

En el análisis sobre Azaitar, la estrategia parece muy clara, “ El coach me pide que dé pasos laterales, hay que ser más inteligente, desesperarlo. Él entra  muy abierto, vamos a buscar los  codos, rectos, uppercuts y patearlo. Nunca ha peleado contra alguien fuerte, su marca invicta es un espejismo”, valoró.

Luego de varias peleas para los integrantes de Entram en Brave Combat Federation, el cinturón se ha vuelto una motivación para todos pues, “Es algo muy importante para mí y para todo el equipo, con ese título me consolidaría como el primer mexicano con un título mundial de esta categoría”.

Martínez se considera el mejor peleador mexicano del peso ligero fuera de UFC y ya tiene una petición para el matchmaker de la promoción, Alex Soto, en caso de ganar, defender en territorio nacional.

“Es la idea, traer el cinturón a México y para defenderlo. Me gustaría Guadalajara para que la gente de por allá que son los que me conocen más y ahora que le toque al contrincante hacer todo el viaje y trayecto que estamos haciendo nosotros”, concluyó.